internacional

Fer y Vero, dos tinerfeños que ‘esquivaron’ el atentado de Bangkok

Los tinerfeños en Tailandia días antes del atentado
Los tinerfeños en Tailandia

El periodista Fernando Palarea y su mujer Verónica se encontraban disfrutando de su luna de miel cuando la bomba explotó en templo hindú de Erawan, en Bangkok. La pareja decidió elegir para este día ir de compras por los centros comerciales de la zona y dejar a un lado la visita a los templos. Esta decisión “podemos decir que nos ha dado una nueva oportunidad en la vida, porque de elegir a los templos, lo más seguro es que hubiéramos visitado donde se ha producido el atentado ya que es en la zona por donde nos movemos”, explica Fernando para este periódico.

Los tinerfeños se encontraban a menos de un kilómetro de donde se produjo el atentado. Descansaban en la Plaza Siam y el hecho de estar en un centro comercial hizo que no sintieran la explosión. Eso sí, el movimiento de policías y ambulancias fue los que les llamó la atención. “Nos extrañó ver pasar tanta cantidad de policías y ambulancias. Cuando salimos a la calle nos dimos cuenta que algo fuera de lo normal estaba pasando. La policía acordonó la zona al momento y desvió el tráfico, y en el lugar se presentaron los militares”, apunta Fer, que estuvo rápido a la hora de avisar a los familiares. “Me metí en Internet y vi las noticias que estaban saliendo en medios nacionales y lo más rápido posible publiqué un tuit para que familiares y amigos supieran que estábamos bien y contamos con la ayuda de los comercios que nos facilitaron cargadores para nuestros aparatos electrónicos”.

Tras el atentado, “esto es una ciudad fantasma. Aquí siempre hay mucha vida, a cualquier hora y después de la bomba nos ha costado muchísimo encontrar un lugar para cenar. Los residentes tienen preocupación y miedo, han cerrado sus negocios e intentan salir de la zona. Desde casa me dicen que nos volvamos cuanto antes”.

La pareja es una habitual en aviones y areopuertos. Viajar se ha convertido en parte de su vida desde que trabajan realizando documentales por todo el mundo y disfrutando de las maravillas de lugares como Cuba, República Dominicana, Londres o Francia. Sin embargo, hoy en Tailandia, la cámara de Fernando fue testigo del pánico que provoca un atentado.