ARICO

Fumero: “Soy alcaldesa sin que se cometiera una ilegalidad”

ELENA FUMERO
Elena Fumero, alcaldesa de Arico. / DA

Su llegada a la Alcaldía de Arico ha estado rodeada de una tormenta política. No haber pactado con el Partido Socialista, como establecía el acuerdo autonómico entre nacionalistas y socialistas, le ha costado la apertura de un expediente informativo por parte de su partido, Coalición Canaria. Está a punto de cumplir dos meses al frente del segundo municipio más extenso de la Isla, a pesar de ser la tercera fuerza política en el Consistorio (dos concejales). Logró hacerse con el bastón de mando gracias a un acuerdo de gobierno con el Centro Canario Nacionalista (3 ediles) y el Partido Popular (2).

-¿Ese acuerdo estaba cerrado antes de la constitución del Ayuntamiento?

“No hubo pacto previo antes del pleno del 13 de junio. Ya ha quedado aclarado. El CCN y el Partido Popular decidieron darle el apoyo a Coalición Canaria”.

-¿Teme las consecuencias del expediente abierto por su partido?

“El expediente significa la apertura de una investigación. No me preocupa porque tendré la oportunidad de explicar lo sucedido. Aquí no se ha cometido ilegalidad alguna. El pueblo elige a los concejales y los concejales, se entiende que libremente, votan en pleno para elegir al alcalde o alcaldesa. Eso fue lo que sucedió”.

-¿Y se ve alcaldesa los próximos cuatro años?

“Por supuesto”.

-¿Cómo está funcionando el pacto?

“El balance es positivo. Se ha formado un grupo de gobierno muy preparado que, además, supondrá un ahorro de 88.500 euros, lo que redundará en mejoras para el municipio”.

-Hablemos de los proyectos que tiene en mente para un municipio en el que la dispersión lo condiciona casi todo. ¿Cuáles son sus prioridades?

“Establecer prioridades es demandar, en primer lugar, la construcción de nuevos colegios. Ya hemos solicitado reuniones con los responsables de la Consejería de Educación para pedir urgentemente nuevos centros en Villa de Arico, en la costa y El Río. En el caso de este último, disponemos de un comedor escolar que es un aula prefabricada en un solar del Ayuntamiento y la Consejería insiste en el gasto que supone el alquiler de la nave. Tenemos el compromiso de la Fundación Pedro Rodríguez Ledesma para hacerse cargo de su compra y seguir dando servicio con normalidad. También hemos invertido 59.000 euros en arreglos, obras de mejora y mantenimiento en los centros”.

-Más allá del ámbito educativo, ¿qué otros proyectos en materia de infraestructuras se pondrán en marcha?

“Queremos retomar proyectos de urbanismo en Abades, como son la caleta de María Luisa y Canteras del Sol, y dar respuesta a un problema serio que afecta a la titularidad de los solares en las urbanizaciones de Las Eras y Jardín Atlántico. Estas actuaciones, al igual que en Tajao, son prioritarias. Además, estamos a punto de reabrir la calle de la Asomadita, el centro cultural de Las Maretas y arreglar la playa de este núcleo, así como el camino Tamadaya”.

-¿Habrá más actuaciones específicamente en la costa?

“Queremos dar un impulso a varios proyectos, y con esa finalidad nos hemos reunido con la Dirección General de Costas y la Autoridad Portuaria. Pretendemos impulsar la antigua Casa del Faro, que está en fase de licitación. Y otra medida será poner en marcha la microárea turística del litoral de Abades. Queremos hacer un balizamiento para recuperar la zona del entorno del suelo de Abades. Ahí vamos de la mano con el Cabildo Insular y el Gobierno de Canarias”.

-Una de las quejas más frecuentes desde el propio Ayuntamiento y desde diferentes colectivos vecinales es el mal estado de la carretera general del Sur a su paso por el municipio. ¿Se va a arreglar?

“Hay malestar porque la TF-28 se encuentra en muy mal estado. El compromiso que me ha transmitido la directora general de obras del Cabildo es que el tramo entre Arico Viejo y el Río se va a acometer. Es más, la obra comenzará entre octubre y noviembre. En esa reunión también le solicité que se acaben los trabajos a los que se comprometió el anterior consejero, entre Arico Viejo y El Porís. Solo se ha hecho la primera fase”.

-¿Arico está en condiciones de convertirse en una plaza turística?

“Estamos ilusionados con el proyecto de activación turística de San Miguel de Tajao. Ya hemos recibido del Gobierno de Canarias una subvención de 21.560 euros. Consiste en dos actuaciones centrales: la primera es la creación del Ecomuseo de la Piedra en el puente natural de Tajao. Instalaremos paneles informativos en tres idiomas para explicar la importancia de la piedra de Arico. No hay que olvidar que con esta piedra se construyó la Capitanía General de Canarias y la catedral de La Habana. La otra acción será para activar Tajao como pueblo tradicional pesquero que sirva para impulsar el sector y de revulsivo para los restaurantes de este enclave”.

-¿Qué ocurre con el Plan General? ¿En qué fase se encuentra?

“Recientemente nos hemos reunido con el viceconsejero de Ordenación Territorial y nos ha dicho que ya está listo para su aprobación inicial. En breve pasará a disposición pública para que se puedan hacer las alegaciones correspondientes”.

-¿Han detectado interés de inversores que se quieran establecer aquí?

“Hay varias empresas interesadas en instalarse en el Polígono de Las Eras y en la Quesería de Arico, entre otros lugares. Trabajamos para facilitar esas inversiones y, al mismo tiempo, estamos formando a la gente del municipio. Disponemos de una bolsa de empleo y ofrecemos formación para ajustarla a la demanda de las empresas y con una orientación al autoempleo”.

Unidad en el tema de los residuos

Sobre el Complejo Medioambiental de Arico, la alcaldesa recordó que el Ayuntamiento se ha pronunciado hace unos días, a raíz de una moción de Sí se puede, y lo ha hecho por unanimidad. “El Pleno mostró su disconformidad a la construcción de una planta incineradora y también acordó pedir al Cabildo toda la información relativa a la gestión de residuos y el grado de ejecución de las obras incluidas en el plan insular”. Asimismo, destacó la petición formulada a la Corporación insular  “para que facilite los datos de los estudios epidemiológicos realizados en el Complejo y su entorno”.