POLIDEPORTIVO

El futuro en sus manos

Cristian Rodríguez es atendido por Moisés Ruibal entre asalto y asalto de uno de sus combates. / A. GUTIÉRREZ
Cristian Rodríguez es atendido por Moisés Ruibal entre asalto y asalto de uno de sus combates. / A. GUTIÉRREZ

La fama de duro pegador que precede al toledano Samuel Escobar no asusta a Cristian Rodríguez. En su patria chica de Los Cristiano, el pupilo de Moisés Ruibal afrontará el reto de sumar su cuarta victoria en su trayectoria profesional para seguir dando pasos hacia las los lugares más altos de las listas que dan acceso a los títulos.

El fajador sureño se subirá el próximo viernes día 28 de agosto al ring que habrá instalado en el pabellón Jesús Domínguez Grillo de Los Cristianos con un firme propósito, quitarse de enmedio a un rival que sabe que será incómodo.

“Lo hemos visto, hemos visto que es muy fuerte, que va siempre adelante y que viene de hacer dos victorias y un nulo en sus últimos combates”, reconocía ayer el de Los Cristianos, que aseguraba que “nosotros estamos entrenando muy fuerte para llegar como siempre al cien por cien a las peleas”.

Cristian, que suma tres triunfos por una derrota en el boxeo rentado admitió que “nuestro propósito para este año es hacer otra pelea, a seis asaltos, y sumar otra victoria y a comienzos de 2016 hacer otro combate y luego, durante el año tratar de hacer algún título de España o algún título intermedio”, por lo que su intención es clara: “Queremos pelear con los mejores de la categoría, no evitamos a nadie y estamos preparados para lo que sea”.

“Debo agradecer al alcalde de Arona, Julián Mena, al concejal de Deportes, Sebastián y a su gente de Deportes, por el apoyo que me están dando y como siempre a mi entrenador, Moisés Ruibal, por todo lo que está haciendo conmigo y todo lo que me cuida en el día a día”, concluyó el valiente púgil tinerfeño.