educación

El gasto público por alumno en las Islas cae casi 1.000 euros en 5 años

Los estudiantes canarios son los que menos inversión reciben por parte de las administraciones. / S. MÉNDEZ
Los estudiantes canarios son los que menos inversión reciben por parte de las administraciones. / S. MÉNDEZ

Con unas elevadas tasas de abandono y fracaso escolar y unos resultados académicos que dejan mucho que desear (así lo determinan los informes PISA), Canarias lleva años en el vagón de cola del Estado en materia educativa. La culpa, o al menos parte de ella, quizá la tenga la escasa inversión pública que realizan las administraciones central y regional. Eso es, al menos, lo que se desprende del informe Sistema estatal de indicadores de la educación, edición 2015, elaborado por el Ministerio de Educación.

En dicho informe se destaca que el gasto público por alumno descendió en Canarias en más de 1.000 euros entre 2007 y 2012, periodo en el que las administraciones públicas pasaron de invertir 6.027 euros a tan solo 5.005. Según el sindicato Anpe, este dato pone en evidencia “que el ajuste presupuestario ha sido mayor de lo que contaban los presupuestos anuales, ya que a los recortes globales se ha sumado el incremento del número de estudiantes matriculados en las Islas durante esos años”. En este sentido, la organización sindical advierte de las “nefastas consecuencias” de este “tijeretazo” en la calidad de la enseñanza y recuerda que el futuro del Archipiélago pasa por que “las nuevas generaciones estén bien formadas”.

El informe del Ministerio, que se viene realizando desde el año 2000, revela que la región que realizó una mayor inversión por estudiante en ese periodo fue el País Vasco, que destinó 888 euros más en cinco años. Además, expone que las comunidades que más mermaron sus presupuestos fueron Madrid, Cataluña, La Rioja y Canarias. Sin embargo, y paradójicamente, en las tres primeras la inversión media por alumno fue superior a la registrada en las Islas entre 2007 y 2012. Por este motivo, y a través de un comunicado, Anpe exigió ayer a la nueva Consejería de Educación que tenga como prioridad mejorar la financiación de la educación. Así, el presidente del sindicato en Canarias, Pedro Crespo, recordó que el gasto en educación se ha mantenido o ha subido ligeramente durante los últimos años, pero no lo suficiente como para recuperarse de los recortes iniciados a partir de 2009, ni para compensar el incremento de alumnado. “En 2004 se invirtieron en Canarias 1.536 millones en educación; no hemos vuelto a rebasar esa cifra, es decir, la inversión en educación está hoy en los niveles de hace más de una década”, lamentó Pedro Crespo.