El Gobierno canario niega haber incumplido el convenio del anillo

La nueva demora en la fecha de apertura del tramo sur del anillo insular, en concreto entre Vera de Erques (Guía de Isora) y Adeje, ha abierto una brecha entre el Cabildo tinerfeño y el Gobierno de Canarias. Precisamente, el presidente insular, Carlos Alonso, mostró su malestar por el retraso de la obra, al igual que acusó a la Comunidad Autónoma de romper el convenio suscrito entre ambas instituciones hace unos meses por el cual el Cabildo aportó al proyecto cuatro millones de euros.

En esta línea, la consejera regional de Obras Públicas, Ornella Chacón, negó este incumplimiento por parte de su departamento. La responsable regional explicó que un trámite administrativo ha retrasado los trabajos ejecutados con los fondos derivados del Gobierno insular y confió en que se puedan retomar cuanto antes. Explicó que esta aportación se va a destinar al enlace entre la autopista y Guía de Isora y al reasfaltado de una carretera local que se ha visto afectada por el tránsito de camiones. “No creo que el Cabildo nos pida los fondos, ya que se destinan a atender una demanda de la ciudadanía”, argumentó Chacón ayer en declaraciones a DIARIO DE AVISOS.

Cabe recordar que Alonso aseguró, tras la visita de la Consejería y los ayuntamientos el pasado martes a la obra, que se estaba planteando solicitar al Gobierno de Canarias el reintegro de los citados cuatro millones al entender que las condiciones del convenio se están incumpliendo.

La consejera regional aclaró, en lo que respecta a la visita, que fue organizada por los ayuntamientos y se invitó a un responsable del área de Carreteras del Cabildo, “que no pudo asistir por problemas de agenda”. De esta manera respondía a las acusaciones de Alonso de haberse enterado por la prensa del nuevo retraso en los trabajos.
Además, Chacón recalcó que para el Gobierno de Canarias la prioridad es ir finalizando aquellas obras viarias que ya están iniciadas, entre las que se encuentra el tramo sur del anillo insular, por lo que mostró su intención de dinamizar el trazado entre Guía de Isora y Adeje. Este trayecto se pondrá en servicio, previsiblemente a principios del mes de diciembre, lo que supone una demora de unos dos meses con respecto a la última fecha dada al respecto.

Otra de las cuestiones que criticó Carlos Alonso es que desconoce la solución adoptada por el Gobierno de Canarias con el fin de atajar el problema de grietas aparecido en uno de los taludes de la vía, en concreto a la salida del túnel del Bicho, lo que ha causado el cierre de uno de los carriles. Una parte del tramo sur del anillo, entre Santiago del Teide y Vera de Erques, se puso en servicio sobre el mes de mayo, también con algunas demoras debido a inconvenientes de última hora, como la aparición de la grieta.

Ahora queda pendiente el resto de la vía hasta enlazar con Adeje, la cual ha ido a un ritmo más lento debido a la dificultad que supone la construcción del viaducto de Erques. Una vez culminado este tramo, que se une al trayecto norte, entre Icod de los Vinos y El Tanque, aún falta buscar una solución para la unión de estas vías, a través del denominado túnel de Erjos, presupuestado en más de 300 millones.