los realejos

IUC alerta del abandono de la Casona de la Gorvorana

La formación de izquierdas considera que la edificación supone un peligro para los viandantes. / DA
La formación de izquierdas considera que la edificación supone un peligro para los viandantes. / DA

El abandono de la Casona de la Gorvorana, en el municipio de Los Realejos, ha sido desde el pasado mandato objeto de disputa entre el grupo de gobierno y la oposición, que una vez más alerta de su abandono, agravado en los últimos días por las inclemencias meteorológicas.
En este caso ha sido Izquierda Unida Canaria (IUC) quien critica nuevamente el “abandono histórico” al que ha sido sometido el inmueble, ubicado en el barrio de Toscal-Longuera y que data del siglo XVI, hasta el punto que se encuentra en un estado de cuasiruina que supone incluso “un peligro para los viandantes”.

El concejal de IUC Jonás Hernández visitó la zona días atrás tras la llamada de unos vecinos alertándole de la situación. A falta de un informe técnico exhaustivo que lo confirmara, parece evidente, pues “los daños se ven a simple vista en los aleros de teja de la cubierta, con muchas de ellas totalmente sueltas, descolocadas y a punto de caer al suelo”. Además, según González, las paredes “también tienen daños importantes debido a que están construidas de piedra y barro, con lo que, al filtrarse el agua entre ellas, se debilita su capacidad resistente, sobre todo en los huecos de puertas y ventanas”.

IUC recuerda que el Consistorio aplica a cualquier propietario privado unas exigencias de mantenimiento y conservación de las fachadas y los inmuebles protegidos, “cuestión que no parece aplicar a los suyos, al menos en lo que a esta casona se refiere”, manifiesta la formación de izquierdas en un comunicado.

Defunción definitiva

En este sentido, recuerda que el “olvido” comenzó con el Partido Socialista (PSOE), mientras que Coalición Canaria (CC) “se cansó de prometer y no cumplir” hasta que con el Partido Popular (PP) “llegó la defunción definitiva”.

Por todo ello, IUC presentó un escrito en el Ayuntamiento en el que plantea la necesidad de estudiar el peligro que se puede estar produciendo a efectos de valorar la posibilidad de vallar de forma preventiva la zona para evitar el riesgo de una posible caída de tejas o derrumbe de trozos de la fachada. Asimismo, consideramos necesaria una inspección pormenorizada para conocer el estado real del edificio y adoptar las medidas oportunas que preserven la seguridad de los usuarios de la vía pública así como la propia integridad de La Casona.
IU considera muy importante no alargar estas actuaciones en el tiempo debido a que llega el invierno y si fuera necesario acometer algún tipo de obra de emergencia, habría un margen de actuación para realizarlas.

El Ayuntamiento de Los Realejos adquirió la instalación en el año 2000. Allí se conservan tres frescos del maestro Francisco Bonnín que están localizados en su interior y que todavía mantiene intactos aportes de los siglos XIX y XX.

La casa, transformada en épocas posteriores al siglo XVII, aún mantiene la distribución original: amplio portalón que da paso a un patio y un espacio que articula todo el edificio. En la planta baja se abrían las habitaciones de labor, las caballerizas y las dependencias para la servidumbre y comerciantes. A través de una escalera exterior se accede a la segunda planta.

La intervención, tras el verano

El concejal de Patrimonio, Adolfo González, “es consciente” del estado en el que se encuentra el inmueble y por eso recuerda que el Ayuntamiento ha actuado en varias ocasiones y ha tapiado todos los accesos. No obstante, confirma que después del verano se presentará la estrategia de intervención no solo en la casona, sino también en el parque, y el proyecto para levantar allí un parque cultural. Se hará con una entidad “del ámbito de la educación y la arquitectura”, aunque no puede brindar más detalles. La intención es crear una especie de auditorio al aire libre y que la edificación albergue los servicios de cafetería, vestuario y sala de ensayos, dado que esta era una de las propuestas del programa electoral del Partido Popular, recuerda el edil.