Josefa ya sabe que será realojada en Puerto del Rosario tras salir de prisión

Josefa Hernández ha conocido hoy en prisión la oferta del Gobierno canario de cederle temporalmente una vivienda en Puerto del Rosario en la que alojarse con su familia, mientras se lleva cabo el derribo y remodelación de la parte de la casa que no está afectada por la sentencia.

Una de sus hijas le ha comunicado esta mañana, por teléfono, la propuesta que ayer daba a conocer la viceconsejera de Políticas Sociales y Vivienda de la comunidad autónoma, Isabel Mena (PSOE), durante su estancia en Fuerteventura. “Está nerviosa” por tener que ir a un piso y dejar la vida en el campo, “pero tiene que aceptarlo”, ha matizado su hija Minerva Zerpa.

Ella y a su hermana Belén han conocido esta mañana de manera formal y a través del alcalde de Betancuria, Marcelino Cerdeña (independiente), la propuesta lanzada por el Gobierno de Canarias, que ha puesto a disposición de la familia Hernández una casa de renta libre y de tres dormitorios en la capital de la isla.

Tras la reunión, Minerva ha indicado a los periodistas que la familia aceptará la vivienda -“es una manera para que se pueda solucionar el tema”-, a la vez que se ha mostrado agradecida por la oferta institucional.

Minerva Zerpa desconoce cuándo se trasladará Josefa con los dos hijos y tres nietos que tiene a su cargo a la nueva vivienda, pero intentarán “que sea lo más rápido posible, para cumplir la sentencia”.

Tras el visto bueno de la familia, el alcalde Marcelino Cerdeña trasladará la respuesta al presidente del Cabildo, Marcial Morales (CC), y a la Viceconsejería “para empezar a dar los pasos para disponer de la vivienda”.

Cerdeña ha adelantado que aún no hay una fecha concreta para el derribo “porque dependerá del proyecto de demolición y habrá que llevarlo a los juzgados para que den el visto bueno”.

Ayer también se dio a conocer el compromiso del Cabildo de Fuerteventura y del Ayuntamiento de Betancuria de redactar el proyecto de demolición de las dependencias ilegales y reforzar la parte de la vivienda que no está afectada por la sentencia.

El objetivo final es que Josefa y su familia puedan volver a vivir en la construcción que heredó de su padre en la zona de Campo Viejo, en Betancuria siempre que esta reúna las condiciones de habitabilidad.

Por otro lado, su hija Minerva ha explicado que la conocida ya como “la abuela de Fuerteventura” habla a diario durante unos minutos con sus hijas, a las que les ha trasladado que está “contenta y feliz porque le van a dar el indulto” y les ha trasmitido además que se encuentra “tranquila y bien tratada”.

A pesar de que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, estima que Josefa salga en libertad la próxima semana después de que mañana viernes le conceda el indulto en el Consejo de Ministros, su hija confía en que sea mañana mismo cuando pueda abandonar el penal.

Josefa Hernández permanece desde el lunes en la prisión de Tahíche, en Lanzarote, para cumplir una condena por un delito contra la ordenación del territorio por haber construido en el espacio protegido del Parque Rural de Betancuria.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Puerto del Rosario condenó en marzo de 2012 a Josefa Hernández a pagar una multa de 720 euros, demoler la vivienda ilegal y a seis meses de prisión.