TRIBUNA

La Laguna en verano

La Laguna tiene la particularidad de ser un municipio tan completo como versátil. Desde su centro histórico a su costa nordeste, pasando por el monte de laurisilva de la era terciaria que se muestra en Anaga, los visitantes pueden disfrutar, también en verano, de una oferta rica y diferenciada del turismo masivo y, por lo tanto, muy atractiva para aquellos que piensan en unas vacaciones de calidad donde se mezclan cultura, ocio, deporte, bienestar y naturaleza.

Sin duda, ser la única ciudad Patrimonio de la Humanidad de Canarias y estar integrada, además, dentro del Grupo de Ciudades Patrimonio de España, ha supuesto un importante espaldarazo para que La Laguna sea conocida fuera de nuestras fronteras y atraiga, cada vez a más turismo. Pero no es menos cierto que el trabajo común con el Cabildo de Tenerife y otras instituciones, unido a la profundísima implicación del tejido empresarial local, han contribuido al despegue definitivo.

Todavía tenemos mucho trabajo por delante pero, sin duda, estamos en el camino adecuado. Nuestro punto débil han sido las plazas hoteleras pero, justo hace unas semanas, se ha abierto un nuevo hotel, el primero de 5 estrellas, en la céntrica calle de San Agustín, facilitando que el turista que viene de visita, pernocte. Ese ha sido siempre nuestro fin: que los visitantes que llegan a La Laguna consuman en La Laguna y, a ser posible, prolonguen su estancia en La Laguna. Porque esta ciudad engancha de tal manera, que el que se acerca a ella siempre regresa.

Precisamente, el atractivo de La Laguna como servicio turístico se basa en una atención al público de calidad, que cada día estamos ajustando más al perfil del turista que nos visita, con un nivel cultural medio-alto y una gran predisposición a la participación en actividades de diversa índole.Este servicio se realiza tanto de forma presencial en las diferentes oficinas de información turística descentralizadas y situadas en puntos estratégicos del municipio, como a través de atención telefónica.

No es nueva esta querencia del visitante por La Laguna. Desde la propia Conquista en adelante se tuvo al municipio por lugar sosegado, de privilegiada naturaleza, en el que era agradable pasar el verano sin los rigores a los que estaban sometidos otros lugares de la Isla.
Así, nos fuimos construyendo un nombre como destino favorito de veraneo, de modo que, desde principios del siglo XX, cuando los rigores del verano apretaban en otros puntos de la Isla, llegaban al municipio familias enteras, a pasar el estío en casas alquiladas o propias en los dos Genetos, Gracia, Las Mercedes, los Valles y toda la Costa Nordeste, famosa por su clima benigno recomendado por los médicos para curar dolencias. Esta zona, además del privilegio de tener mar, posee un encanto paisajístico único, que conjuga el monte con el encanto de calas, playas y rincones en los que es un lujo pasar el verano. Tejina tiene, entre otras, la zona de Jóver, y Valle de Guerra, La Barranquera, a las que se unen dos destinos europeos de primer orden en lo que a salud y bienestar se refiere: Bajamar y Punta del Hidalgo. Además, las fiestas que se suceden por estos días, les dan un atractivo añadido.

Asimismo, también en verano, y con más afluencia cada año, seguimos recibiendo turismo de calidad en el Centro Histórico, consolidado ya como destino fijo para quienes llegan a la Isla en barcos de crucero, sin contar a aquellos que deciden visitar la ciudad por libre, atraídos por nuestra fama de hospitalarios, nuestra riqueza patrimonial y nuestra gran y variada oferta culinaria.
Nos sentimos verdaderamente orgullosos de que, cada vez más, nos elijan como destino, también en estas fechas. Porque si a La Laguna le va bien, a todos nos va bien.

*ALCALDE DE LA LAGUNA
@josealbertodd