CANDELARIA

La madrugada recibe a la mayoría de fieles

La Imagen por fuera de la Basílica . / ANDRÉS GUTIÉRREZ
La Imagen por fuera de la Basílica . / ANDRÉS GUTIÉRREZ

La jornada de ayer volvió a realzar el protagonismo de Candelaria como epicentro de la fe. La afluencia de visitantes fue notable, especialmente en la madrugada del sábado, aunque desde el Ayuntamiento se reconocía a última hora de ayer que la llegada de peregrinos había descendido “ligeramente” respecto a otros años. Aun así, terrazas, bares, restaurantes y comercios presentaban llenos a la vista y, en algunos casos, eran percepctibles largas colas, sobre todo al caer la noche.

La Guanchería de Los Realejos abrió la jornada de ayer en la Basílica, que lucía sus mejores galas, para dar paso, minutos después, a la emotiva llegada de los atletas que participaron en la ofrenda floral. Los últimos metros recorridos por los deportistas, brazos en alto con los ramos, cruzando la calle de La Arena y su irrupción en la plaza de la Basílica propició la primera gran ovación del público, tanto a pie de calle como desde los balcones. Este año, antesala del 25 aniversario, se ha vuelto a superar el millar de participantes, afianzándose como uno de los actos de mayor crecimiento que han experimentado las fiestas. Los vivas a la Virgen, cuya imagen esperaba por segundo año consecutivo fuera del templo, se sucedieron mientras el pelotón de atletas daba varias vueltas en torno a la plaza.

Un atleta deposita un ramo ante la Virgen. / A.G.
Un atleta deposita un ramo ante la Virgen. / A.G.

El traslado del pendón y la parada militar comenzó con un retraso superior a los 20 minutos debido a la demora de los vuelos de la mañana en Los Rodeos en los que viajaban algunas de las autoridades invitadas.

La presidenta del Parlamento y la alcaldesa de Candelaria  a la llegada del pendón  al templo  / A.G.
La presidenta del Parlamento y la alcaldesa de Candelaria a la llegada del pendón al templo
/ A.G.

Pasado el mediodía se celebró la misa oficiada por el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, a la que asistieron las primeras autoridades del Archipiélago, encabezadas por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que ostentó la representación del rey de España. Además de la presencia de las autoridades autonómicas, insulares y municipales, también asistió el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro. En su homilía el obispo dijo que “cuando la la luz de nuestra fe vacile; cuando nos encontremos desesperanzados por los problemas familiares, económicos o de enfermedades; cuando nos demos cuenta de que la borrachera de la diversión y el egoísmo se han apoderado de nosotros, miremos a María porque ella nos dará la esperanza”. Bernardo Álvarez también tuvo palabras dedicadas al papel del hombre respecto al planeta: “Si queremos arrancar de este mundo todo lo que necesitamos como personas, el planeta se nos queda escaso porque no puede darnos lo que necesitamos para ser plenamente felices, así que acabamos exprimiéndolo y destruyéndolo”.

La suspensión de la procesión no deslució la calurosa acogida que le tributó el público presente en la puerta de la Basílica. Allí, la Virgen, que lucía un manto violeta bordado por Jaime Estévez y donado por un anónimo, recibió el cariño de los devotos, mientras en el cielo estallaba una traca de fuegos artificiales. El himno nacional puso el colofón al acto.
La presente edición de las fiestas en honor a la Virgen de Candelaria contaba este año con la particularidad del estreno de varios cargos públicos después de las últimas elecciones, entre ellos el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y la alcaldesa de la Villa Mariana, María Concepción Brito.

Ofrenda de alimentos de los municipios

CAND4La Patrona de Canarias recibió ayer sábado la ofrenda en forma de alimentos, flores y folclore desde muchos rincones de la Isla de Tenerife. Un acto encabezado por el Ayuntamiento de Candelaria, con la alcaldesa, María Concepción Brito, y el concejal de Fiestas, Juan Carlos Armas y el resto de la Corporación municipal, así como el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el vicepresidente, Efraín Medina, además de alcaldes y concejales de la Isla. La comitiva partió desde la plaza de Teror con las autoridades y los grupos folclóricos que no quisieron perderse esta cita anual con la Virgen de Candelaria.

En esta edición hubo representación de: Teror, municipio hermanado con Candelaria desde hace 24 años; San Juan de la Rambla; Santiago del Teide; Buenavista del Norte; Arona; Icod de Los Vinos; El Tanque; Los Realejos; Granadilla; La Matanza de Acentejo; Tacoronte; La Laguna; Güímar; Santa Cruz de Tenerife; Fasnia; Arafo; Arico, y El Rosario, Además de los cabildos de Tenerife y La Gomera. Todo ello en medio de una plaza abarrotada de gente.