TENERIFE

El monumento a Franco no se cederá a Almeyda y será demolido

El monolito conmemora el inicio del Golpe de Estado. / FRAN PALLERO
El monolito conmemora el inicio del Golpe de Estado. / FRAN PALLERO

Hace unos días el Cabildo tinerfeño anunciaba su intención -con siete años de retraso- de proceder a la inmediata retirada del monumento a Franco ubicado en la zona de Las Raíces, en el municipio de El Rosario. La idea, tal y como se aprobó por el pleno de la Institución insular en 2008, era trasladar este obelisco que recuerda el levantamiento militar de 1936 hasta el Museo de Almeyda. Pese a ese acuerdo, el consejero de Medio Ambiente del Gobierno insular, José Antonio Valbuena, ha precisado que el monolito será demolido directamente “y sus restos se tratarán como residuos”.

De esta manera se descarta la conservación del monumento. “Uno de los primeros puntos que abordé tras asumir el área fue la retirada de este obelisco, se ha encargado un proyecto para su demolición, que está a punto de concluirse, y se procederá al derribo, antes de que finalice el año”, aclaró Valbuena a DIARIO DE AVISOS. Matizó que no le consta que este espacio tenga la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC), “pero en ese caso no hay problema en desafectar la zona”.

“No hay justificación para que en 2011 cuando el Partido Socialista asumió el departamento de Medio Ambiente no iniciase de forma inmediata el proceso para demoler el monolito de Las Raíces y hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica; me corresponde pedir disculpas de que la anterior consejera no hiciese los deberes, pero ahora lo vamos a hacer”, afirmó.

Valbuena insistió en que este monumento “no tiene valor histórico ni arquitectónico ni nada que se le parezca”, por lo que justificó su demolición. “En la moción de 2008 se introdujo el posible traslado a Almeyda para llegar a un consenso, pero esto no tiene sentido”.

Sin valor militar
Entre las razones a las que aludió el responsable del área para no ceder el obelisco al museo se encuentra que este “no tiene valor militar”. Explicó que “conmemora un golpe de estado, un hecho en el que el ejército se salió del estado de derecho democrático que existía en ese momento y eso para mí no es el ejército que concibo, para mí el ejército es una institución que defiende el estado democrático, por eso no tiene sentido plantear que fuese al museo porque no tiene ningún valor militar, por lo que ni se comunicará ni se plantea en el expediente”.

En cuanto al futuro de este espacio, el consejero insistió en que aún no está decidido, ya que “ahora lo prioritario es la demolición”. Planteó recuperar la zona como entorno natural o crear un parque que recuerde la Guerra Civil sin ensalzar ninguno de los dos bandos.

A tener en cuenta

-Significado. Este monumento conmemora la reunión de Franco, el 17 de junio de 1936, con sus oficiales y generales en el monte de El Rosario para impulsar el levantamiento militar contra la II República.

-Actos vandálicos. En los últimos años, este espacio se ha convertido en escenario de pintadas en contra de Golpe de Estado. Además, el mantenimiento de la zona no ha sido el más idóneo.

-Motivo del retraso. Entre los motivos alegados en el pasado por responsables del Cabildo tinerfeño para la no retirada del monumento se encontraba la falta de fondos económicos para la actuación y posterior traslado. Lo cierto es que han transcurrido más de siete años desde la aprobación de la moción y han pasado por el área insular de Medio Ambiente tres responsables.