POLÍTICA

Néstor Hernández: “Hay una falta tremenda de personal en políticas sociales, y trabas burocráticas”

"La pobreza en Canarias no es solo por la crisis, hay un problema que es estructural”. / R.R.
“La pobreza en Canarias no es solo por la crisis, hay un problema que es estructural”. / R.R.

El comisionado para la Inclusión Social y Lucha contra la pobreza es una nueva figura creada por el flamante Gobierno canario de CC y PSOE. Estrena este cargo el socialista Néstor Hernández, licenciado en Historia y exconcejal de Urbanismo en Las Palmas de Gran Canaria. En esta entrevista explica cuáles son sus funciones y sus objetivos, con tres principales: introducir cláusulas sociales en las adjudicaciones públicas, adoptar medidas contra la precariedad laboral de los jóvenes bien formados (el “precariado”), elaborar una Ley del Tercer Sector y un plan contra la pobreza y la exclusión social. Admite que en el propio Gobierno canario, para políticas sociales hay “una falta tremenda de personal”, descoordinación entre áreas y trabajas burocráticas, deficiencias que se propone resolver en esta legislatura.

– ¿Por qué un nuevo cargo específico en el Gobierno canario para la lucha contra la pobreza?
“Porque la coyuntura es extraordinaria, que tiene que ver con los datos de pobreza y exclusión social en Canarias. Tener rango de consejero es una exigencia de Patricia Hernández, que acató y asumió, entiendo de buen gusto, el presidente. Los datos cantan, llevamos años con cifras que llegaron a 33% de la población canaria bajo el umbral de la pobreza, con un índice objetivo que utiliza la UE. Un paro que se cifra ahora en un 30%, 245.000 parados registrados, pero que si lo contrastamos con la Encuesta de Población Activa hay un diferencial de 92.000 canarios, y significa que puede haber todas esas personas que ya han perdido la esperanza y ni siquiera se apuntan ya en el paro.Tenemos la generación mejor formada, jóvenes de entre 25 y 35 o más años, sometida y padeciendo situaciones de precariedad.El 40% de los jóvenes que tienen empleo en Canarias, que son muy pocos, además cobra muy por debajo del salario que le correspondería en función de su cualificación. Son el precariado. Todos esos datos hacen que asumamos que es una situación extraordinaria. La crisis ha aumentado indíces de pobreza y marginalidad y exclusión social, pero, sin quitarle gravedad, hay que decir que el problema no es nuevo. Lo vinculamos todo a la crisis en Canarias, es verdad que llegamos a subir hasta 4 puntos, pero los datos son alarmantes desde principios de los años 90. Me remito a los informes del Consejo Económico y Social, que vienen alertando de que, si ahora estamos en umbral de pobreza del 27,6%, hace unos años estuvimos en el 33%; hemos bajado algo, pero que en el 27 y 28% hemos estado en época de bonanza económica, en años 90 y 2000. Así que ya toca asumir que tenemos un problema estructural”.

– ¿Cuál será su función contra dentro Gobierno regional?
“Intentar coordinar las tareas de todo el Gobierno en estas materias. Nos encontramos trabas administrativas, por ejemplo, nada más llegar, simples de resolver. Hemos tenido el caso de Leonor en Las Palmas, la señora que estuvo esperando por una permuta para dejar de subir a su hijo a hombros por unas escaleras, y todo por un tema de fácil solución administrativamente, pero que estaba bloqueado en un departamento. Hemos visto cómo en el Servicio Canario de Empleo, que tiene la posibilidad de dar las ayudas con formación a los distintos niveles de desempleados, no puede recurrir a los listados de la gente que disfruta de la PCI para tener criterios distributivos. Esas contradicciones tenemos que superarlas, para eso es la figura del comisionado”.

– ¿Cuáles son sus prioridades?
“Una es elaborar un pliego de condiciones tipo en los concursos, con participación de todos los sectores, para incluir cláusulas sociales. En otros países se hace y no se alarma nadie”.

-¿Se trata de que se prime, se puntúe más a las empresas que concurran si ofrecen determinadas mejoras laborales?
“Sí, pero no es algo nuevo, esto se hace en otros países y latitudes. Tampoco es nuevo en España. Es una demanda que tienen los organismos del Tercer Sector, las ONG, las cooperativas…, que también generan empleo. Así lo recoge incluso la propuesta de Ley del Tercer Sector que está ahora mismo en el Senado; o al menos se intuye. Se trata de que de la misma manera que las empresas pujan a la hora de concursar en una obra pública o la adquisición de bienes y servicios o asesoría, haciendo oferta económica que se valora, ¿por qué no podemos valorar la generación de empleo que ofrece una empresa frente a otra, aunque le salga más caro a la Administración? O que dé más estabilidad laboral o contrate trabajadores en paro, y garantizar determinado tipo de salarios. Hay que incentivar que las empresas, que sé que vamos a contar con su apoyo, hagan un esfuerzo para generar mejores salarios y más estabilidad laboral, aunque obviamente con una obra que dura nueve meses no puede pretender eso, pero sí se pueden generar condiciones. Se hizo con el Plan Zapatero, y las empresas no tuvieron inconveniente, y gracias a ese plan sobrevivieron muchas empresas. Cruz Roja está dando ayudas a jóvenes, y no tan jóvenes, que tienen empleo pero con salario tan bajo que no llegan a final de mes: ese segmento de población entre 25 y 35 años con formación universitaria, con varios idiomas, son el precariado, porque están recibiendo doble precariedad: la salarial, con salario inferior a mil euros, y precariedad laboral, pues el 90% de empleos generados en Canarias en las últimas fechas son temporales. Vamos a intentar que esas dos cosas se corrijan”.

– ¿Cree que esa idea le va a convencer a los empresarios?
“Creo que al sistema y a los empleadores públicos y privados les interesa, porque subir el salario,- y esto no es una receta nueva, sino que se aplica en EE.UU. desde el crack de 1929- hasta ponerlo en un nivel digno, aumenta el consumo y con ello el beneficio de las empresas”.

– Pero elevar el sueldo de esos jóvenes, ¿ como lo va a hacer?
“El Gobierno no lo puede elevar directamente, sino que vamos a intentarlo con medidas como la que comenté de cláusulas sociales, y de activación económica y generar tejido empresarial. En el Servicio Canario de Empleo, por ejemplo, hay un programa de subvenciones a emprendedores, con gran éxito, se han creado y mantenido empresas y han creado trabajo. Hay un problema: que el dinero disponible de esas subvenciones es muy corto para la demanda y a eso se añade que el presupuesto de la Comunidad Autónoma se ve limitado porque el Gobierno del Estado, y llevamos tres años así, no pone dinero para el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC). Tenemos que generar nuevo tejido empresarial con ayuda pública, pero yo espero que todos los partidos y el empresariado vayamos de la mano y exijamos en el Parlamento del Estado esa financiación par a el PIEC, que son 42 millones al año, a demás de 160 que perdemos todos los años por los convenios de infraestructuras”.

– El PP canario siempre alega que se invirtieron más de mil millones de euros con el PIEC y el paro se disparó en Canarias… y que hay que poner más imaginación para que sean proyectos eficaces…
“Yo también le pediría al PP más imaginación pues apoyó la construcción de aeropuertos como el de Ciudad Real o el de Castellón, o permitió durante años que el Gobierno de Valencia falseara las cuentas y que ahora multen a España desde la UE por esa cuestión… o además de pedir circunvalación de Santiago de Compostela por 250 millones, que hicieran esfuerzo por cumplir con lo firmado con Canarias en el Convenio de Carreteras, porque esas obras no solo mejoran las comunicaciones, sino que también generan empleo. El PP canario quiere ser leal con su marca, pero yo creo que también tiene que ser leal con Canarias. Y que luego diga alguna líder del PP canario que con 400 euros de sueldo está bien para empezar un joven, que se lo pregunten al precariado”.

Exedil de Las Palmas y profesor

Néstor Hernández fue designado comisionado para la Inclusión Social y Lucha contra la Pobreza el pasado mes, dentro de la cascada de nombramientos para la constitución de todo el organigrama del Gobierno de Canarias . La primera persona en ocupar este cargo es licenciada en Historia, ha ejercido como docente en un Instituto de Enseñanza Secundaria de Las Palmas de Gran Canaria. En su carrera política, como miembro del PSOE, fue portavoz del grupo municipal de su partido en en el Ayuntamiento de la capital grancanaria desde 2003 hasta 2007. Posteriormente, fue nombrado concejal de Urbanismo de este mismo consistorio, cargo que desempeñó durante el mandato comprendido entre 2007 a 2011. Asegura que su nueva responsabilidad le “impresiona”, y que cuando la vicepresidenta del Gobierno, Patricia Hernández, lo llamó, sintió “esa responsabilidad sobre los hombros”, pero apunta que la ha asumido “como un gran reto” , guiado por los ideales que le llevaron a la política.

– Miles de ciudadanos sufren demoras de muchos meses o años para obtener ayudas y prestaciones, como la PCI…
“Estamos haciendo una labor de diagnóstico. Lo primero es ese objetivo del pliego de condiciones con cláusulas sociales. Lo segundo es la Ley del Tercer Sector, es decir, dar seguridad jurídica a las ONG y entidades sociales, y en septiembre ya celebraremos la primera mesa par a hablar y tener un espacio común donde se sienten Administración, administrador, sector empresarial y beneficiarios, para empezar a remover todas las trabas burocráticas y administrativas que hay. Porque es verdad que la gente no se siente atendida, por la avalancha. Los motivos son muchos: hay ayuntamientos sin infraestructura y se ven sobredimensionados. Los cabildos suelen tener más recursos, en a tención sociosanitaria. A nivel autonómico hay falta tremenda de personal, falta de coordinación interna, hay trabajas burocráticas y administrativas, la maquinaria mayor, y además hay un problema de falta de capital. La Ley de Atención a la Dependencia se aprueba en el Gobierno de Zapatero y hay ya con derecho a prestación 1.300.000 de personas pero la reciben 700.000; la ley no ha tenido la financiación necesaria por el Estado”.

"Este nuevo cargo se justifica por la situación extraordinaria de paro y pobreza”. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
“Este nuevo cargo se justifica por la situación extraordinaria de paro y pobreza”. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

– Clavijo llegó pedir perdón por la mala gestión de los expedientes de la PCI del Gobierno de su propio partido: ¿Se van a agilizar los expedientes y poner más recursos?
“Parece que hay distorsiones, me consta que a instancias de la vicepresidenta está intentando recabar la información. No tenemos el diagnostico cerrado todavía sobre cuál ha sido la evolución de la PCI. Cuando lo tengamos se darán los datos. Elaboraremos un plan de inclusión social y contra la pobreza, pero ese es mayor plazo, a medio plazo. Tenemos que meterle mano a un plan serio, que tiene que contar con financiación, con simplificación administrativa, con una estructura adecuada,con incorporación de personal para evitar la ralentización de determinados servicios, con movilidad funcionarial…Ha habido un plan anterior de lucha contra la pobreza, en 1998, pero este será el primero que debe tener vocación de permanencia, porque la pobreza es estructural en Canarias y hay que socavar estas estructuras. En 2008, Manuel Alcaide, entonces diputado del Común, hacía constar que de ese plan no se había ejecutado ni el 50%. Por lo tanto, el que vamos a hacer debe ser el primer plan creíble, con ficha financiera seria, si no va a generar sensación de fracaso. Pero he de decir que el Gobierno anterior hizo en cualquier caso un importante esfuerzo en 2013, con un plan de urgencia contra la pobreza y la exclusión social, con medidas importantes como la de los comedores escolares de verano o los desayunos en Secundaria, que tuvo una función social y de justicia retributiva importante, y le habla un docente. Pero fueron medidas extraordinarias y se precisa ahondar en ellas para profundizar en la coordinación; hay que afrontar muchos frentes”.

– Entonces usted servirá de enlace entre consejerías…
“Sí, un objetivo ambicioso”.

– Miles de canarios esperan que su labor surta efecto. ¿Le impresiona esa responsabilidad?
“Claro. Cuando me llamó Patricia Hernández sentí esa responsabilidad sobre los hombros, y lo asumí como un gran reto. Esta labor saldrá bien en función del apoyo que le den todo el Gobierno y otras instancias insulares y locales, y también de los sectores sindicales y empresariales con propuestas nuevas e innovadoras de creación de tejido empresarial. El comisionado tendrá un papel estratégico: yo seré el que empuje para proponer, desde la lectura de todas las áreas, mejoras transversales. Ejemplo: para cumplir con el déficit el Gobierno canario se pone limitaciones, y se ha impuesto la norma de no poder disponer sino del 50% del dinero transferido por otras Administraciones Públicas hasta que no llegue una resolución firme de que ha sido transferido. Pero esa medida hay que discutirla en el seno del Gobierno y que no se aplique en aquellas políticas que sean de redistribución social, de justicia social o de generación de empleo”.