tenerife

El nuevo contrato del Complejo Ambiental se retrasa hasta 2016

Valbuena insiste en la necesidad de incrementar los datos de reciclaje. | F. PALLERO
Valbuena insiste en la necesidad de incrementar los datos de reciclaje. | F. PALLERO

La nueva concesión para la gestión del Complejo Ambiental de Arico tenía que haber estado operativa este año, pero debido a la falta de entendimiento entre el Cabildo y los ayuntamientos el nuevo contrato se ha retrasado, sin que hasta el momento se haya alcanzado un consenso. Tras las elecciones y la conformación de las instituciones locales, durante este mes se retomarán las conversaciones entre ambas partes, aunque, como confirmó a este medio el consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, este procedimiento se retrasará hasta 2016.

“El concurso se sacará el año que viene; lo primero es ver en qué punto se quedaron las negociaciones, ya que ha habido un problema de diálogo y hay que retomarlo”, indicó Valbuena. Además, incidió en que “este mes habrá una reunión con los representantes municipales, en la cual se plantearán las líneas maestras de futuro, que pasa básicamente por que el nuevo pliego para el tratamiento de residuos debe acoplarse a un modelo basado en la sostenibilidad, en ser más eficiente en la generación de residuos”.

En esta línea, el consejero insular -que está al frente del departamento de Medio Ambiente desde julio- insistió en que el objetivo es “generar menos residuos y ser más eficientes en la recogida selectiva”. Según los datos insulares, Tenerife tiene una tasa de recogida selectiva de apenas el 15% del total de los residuos, lo que supone que el porcentaje de reciclaje es aún inferior. “Estos datos no son un motivo de orgullo, hay que incrementar esa tasa”, afirmó.

Valbuena insistió en que si se trabaja en reducir los residuos y en apostar por la recogida selectiva, el debate en torno a la incineradora no tiene cabida. “La incineradora ni está, ni se le espera”, recalcó.

PROPUESTA
La primera propuesta elevada desde el Cabildo a los ayuntamientos -en el pasado mandato- contemplaba un concurso de explotación por un periodo de 30 años y una importante inversión, a realizar entre el Gobierno insular y los ayuntamientos, con el fin de poner en marcha bastantes infraestructuras, tales como puntos limpios, plantas de todo en uno o la propia incineradora, modelo que fue rechazado por las corporaciones locales al entender que suponía un coste demasiado elevado. Teniendo en cuenta este rechazo, el pasado mes de marzo, tras varias negociaciones se propuso un contrato menor, por un periodo de 15 años de duración y con menos dotaciones. Ahora, este proceso se retomará con el fin de elaborar un nuevo concurso.

Apuesta por la recogida selectiva
Uno de los objetivos marcados por el nuevo consejero de Medio Ambiente del Cabildo, José Antonio Valbuena, es aumentar la recogida selectiva en la Isla. “Los ayuntamientos pagan al Complejo Ambiental de Arico por la cantidad de basura que llevan y si se vierte menos se paga menos, además de que se puede generar empleo”, argumentó. “La incineradora no es una prioridad para Tenerife, la prioridad es la recogida selectiva y eso es lo que queremos plantear”. En este sentido, explicó que a lo largo de este mes se planteará a los ayuntamientos un nuevo proyecto piloto de recogida puerta a puerta, basado en modelos instaurados en otras ciudades del país y el resto de Europa. “La idea es exponer la iniciativa en septiembre y empezar el proyecto piloto el próximo año, con los ayuntamientos que quieran sumarse”. Explicó que el objetivo es que los residuos se recojan en cada uno de los hogares e hizo hincapié en que no se plantea en ningún modo establecer multas a los ciudadanos que no separen adecuadamente. Además, el Gobierno insular tiene previsto iniciar la creación del Observatorio de los Residuos de Tenerife, que incluirá a todas las administraciones públicas de la Isla, para abordar todos los asuntos relacionados con los residuos.