Ornella Chacón: “Los trenes no son ahora la prioridad del Gobierno canario”

Foto DA
Foto DA

Majorera, nacida en 1972, y arquitecta, Ornella Chacón es la nueva consejera de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias. Tiene plaza de funcionaria en el Ayuntamiento de Puerto de El Rosario y en el anterior mandato ejerció el cargo de consejera de Política Territorial del Cabildo de Fuerteventura. En esta entrevista afirma que los trenes no son una prioridad del Gobierno canario y además cree “un exceso” criticar un nuevo retraso de mes y medio en una obra “colosal” como la del anillo insular de Tenerife.

-La formación de un cargo público es algo que está en el punto de mira hoy en día. ¿Ser arquitecta le ayudará en su caso?

“Mi experiencia como arquitecta en un ayuntamiento y como consejera en el Cabildo de Fuerteventura es un bagaje para esta nueva etapa, donde si bien la arquitectura no está especializada en carreteras, un arquitecto sí comprende una obra publica”

-Infraestructuras y medio ambiente no siempre van fácilmente de la mano. ¿Cuál es para usted la línea roja?

“Los proyectos y procedimientos tienen en Canarias un proceso claro y una legislación muy clara, por lo que un puerto o una carretera sigue un procedimiento bastante exhaustivo y conforme con lo planificado y proyectado por ayuntamientos y cabildos. Así que entiendo que si una obra llega a mi Consejería, es porque así lo recogen el planeamiento y lo demanda una isla, y está evaluada ambientalmente”.

-¿Por qué le parece insuficiente el aumento en más de 40 millones en la partida para carreteras que prevé el Gobierno de Rajoy para 2016 en Canarias?

“Antes de la reunión entre Fernando Clavijo y José Manuel Soria, le expusimos en Madrid a la ministra de Fomento la necesidad de mejorar la financiación del Convenio de Carreteras, y Ana Pastor nos dijo que iba a solicitar que se incorporaran los 207 millones previstos. Le expusimos que al menos 120 era lo necesario para mantener las obras ya iniciadas. Por eso los 94 millones que tendremos nos obliga a reajustar las previsiones”.

-¿Se propone usted renegociar el actual convenio de Carreteras?

“Ya es imposible acabar las obras en el plazo previsto, 2017, porque el Estado tendría que aportar más de 1.000 millones en dos años. Hay que retomar conversaciones y fijar un nuevo plazo razonable para terminarlas”.

-¿Qué ritmo lleva la obra del anillo insular de Tenerife?

“Es una obra colosal, en su importancia para las comunicaciones y la economía de la Isla y también en su simbolismo. Por tanto, es una prioridad para esta Consejería. Tras varias visitas con los técnicos hemos actualizado el cronograma. Por tanto, la previsión inicial de abrir al tráfico el viaducto de Erques en octubre se ha modificado a una fecha técnicamente realista, que es finales de noviembre o principios de diciembre”.

-Pero voces en Tenerife, como la del presidente del Cabildo, ven intolerable este retraso…

“Sin ánimo de abrir polémicas estériles, debo decir que en una obra colosal y emblemática como esta -168 millones de euros-, calificar una variación de mes y medio como retraso, es un exceso. Sobre todo, siendo conscientes de los recortes presupuestarios desde el Gobierno de España. Prefiero quedarme con una idea positiva y realista: Tenerife tendrá abierto al tráfico a final de año un tramo más del anillo insular que mejorará la calidad de vida de cientos de miles de vecinos, turistas y trabajadores. Y además, con un viaducto, el de Erques, que está llamado a ser un referente icónico de la Isla como es también el Auditorio Adán Martín”.

-¿Por qué cree que ese viaducto será un icono para Tenerife?

“Porque une Guía de Isora y Adeje, resuelve con una gran destreza técnica la imposibilidad de sustentar el tablero sobre un pilar central. Es decir, se convierte en un gran ojo de puente que vuela sobre el cauce del barranco. A nivel técnico es un logro indiscutible que estéticamente realza aún más su porte de obra singular. Por eso será una imagen icónica, un bello ejemplo de intervención humana en un paisaje ya por sí emblemático”.

-Para el tramo que falta, el túnel de Erjos, el PSOE del Cabildo llegó a plantear hacerlo mediante una concesión y que se pague peaje…

“Costará 358 millones de euros, y por eso es lógico que se examinen todas las opciones, y analizar si son viables. La prefinanciación, por ejemplo, podría ser una fórmula, pero hay que analizarla con cautela porque cuenta como deuda para el Gobierno canario y superaría la cifra que el Estado nos pone como límite. Pero hay que buscar una manera con la que podamos impulsar esa obra, y este es un buen momento para establecer de mutuo acuerdo pautas entre el Cabildo y el Gobierno canario. Canarias ha puesto ya de fondos propios más de 400 millones por los incumplimientos del Estado, para que las obras puedan continuar. Tenemos derecho a que estas vías sean financiadas por el Estado igual que en el resto de territorio español”·

-Hablando de dinero: si hay un proyecto cuya cifra es estratosférica es el de los trenes. Los de Tenerife podrían costar más de 3.000 millones. Hasta el PSOE del Cabildo ahora duda de su viabilidad económica a corto plazo. ¿Apoya usted esa iniciativa?

“Soy muy respetuosa con las demandas aprobadas por las instituciones de cada isla. El debate y la prioridad que quiera marcar un Cabildo me puede parecer razonable, pero como Gobierno regional solo puedo decir que lo prioritario es acabar las obras de carreteras empezadas y mejorar tramos donde ahora se presentan problemas, como ampliación de autopistas. El tren puede ser algo a largo plazo”.

-Emilio Mayoral ha dimitido como director general de Transportes a los 23 días de tomar posesión, alegando que ya desde la legislatura pasada su intención era jubilarse como profesor, pero también ha reconocido que no le entusiasma el actual proyecto político de CC-PSOE porque además lo ve en la incertidumbre por las elecciones generales…

“A él le agradezco que en todo momento me informara de sus intenciones. Para mí es una pérdida, porque su experiencia y conocimiento hubieran supuesto una gran aportación y hubiéramos colaborado de forma estupenda. Su decisión es personal, a la que se le pueden sumar otras consideraciones, pero solo tengo respeto por su voluntad”.