SANTA CRUZ

El PSOE pide que Santa Cruz ceda al Cabildo la depuración de aguas

Elena Mateo, José Ángel Martín y Andrés Casanova, ayer, durante la rueda de prensa ofrecida en la capital. / DA
Elena Mateo, José Ángel Martín y Andrés Casanova, ayer, durante la rueda de prensa ofrecida en la capital. / DA

El PSOE de Santa Cruz informó ayer en rueda de prensa de que pedirá al Ayuntamiento capitalino que ceda sus competencias en el tratamiento de aguas residuales al Cabildo de Tenerife, para que sea este el que gestione la Estación Depuradora de Buenos Aires. Así lo avanzó el portavoz socialista José Ángel Martín en una rueda de prensa en la que dijo lamentar las declaraciones “amenazantes” del alcalde, José Manuel Bermúdez, dirigidas a los otros dos municipios que depuran sus aguas en Santa Cruz, “en vez de buscar soluciones consensuadas”. El portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Santa Cruz recordó que tanto La Laguna como El Rosario “pagan 1.200.000 y 400.000 euros, respectivamente, por el tratamiento de sus aguas, no es un servicio que Santa Cruz haga de manera gratuita”.

Martín agradeció a Aurelio Abreu, vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife, que haya dado “un paso al frente para asumir las competencias de la depuradora”. El edil defendió esta postura asegurando que “estamos hablando de un problema que es supramunicipal, por tanto, es lógico que sea el Cabildo quien lo gestione”.

En su crítica a la actitud del Ayuntamiento en este conflicto, abierto por el expediente del Gobierno de Canarias a Santa Cruz y que podría cerrarse con la retirada del permiso para verter el agua de la estación de Cabo Llanos directamente al mar, el PSOE de Santa Cruz acusa al equipo de Bermúdez de querer hacer una maniobra de ocultación. “Se está vertiendo 20 veces más de lo permitido y llevan así 10 años”.

Insistió Martín en que es un problema que deben asumir no solo los municipios sino también el Cabildo y el Gobierno de Canarias: “Un buen gobernante no amenaza y lo primero que tendría que haber hecho es sentarse con todas las administraciones implicadas como ha hecho Aurelio Abreu”. José Ángel Martín dijo entender que su compañero de La Laguna, Javier Abreu, se haya podido sentir “timado” en relación con el asunto de la depuradora. “En 2012 tuvo que cambiar el convenio con Emmasa y pasar de pagar 300.000 euros al año a 1.400.000, y dos años después le dicen que es posible que tenga que poner más dinero”.

Según el portavoz socialista, no solo los laguneros se sienten estafados, “también los chicharreros tenemos motivos porque nuestro dinero, el que pagamos por la depuración, no se ha empleado para solucionar los problemas de la depuradora y ampliar su capacidad”. Martín añadió que “tenemos derecho a que nos expliquen lo que está pasando porque estamos ante un posible delito ambiental por un lado y un expediente administrativo por otro”.

El concejal socialista insistió en que se ha cobrado un canon de depuración a los vecinos de los tres municipios por acciones que luego no se han llevado a cabo, y que “tanto Bermúdez como Emmasa han provocado un daño ecológico en el ecosistema marino de la ciudad”.

Sí se puede tacha de “oportunistas” a CC y PSOE

El portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Pedro Fernández Arcila, considera que están interviniendo “muchos incoherentes y oportunistas” en la polémica en torno a los errores y presuntos delitos medioambientales cometidos en la gestión de aguas residuales en Santa Cruz de Tenerife. La formación prevé personarse en las diligencias previas incoadas en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Santa Cruz de Tenerife, para defender los intereses municipales en este caso, como anunció a finales del pasado mes de julio.

El concejal de Sí se puede recuerda a CC y al PSOE que “sus responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento y en el Cabildo no les permiten escandalizarse ni alzar ahora voces críticas”, mientras que también advierte al PP que su participación en el grupo de gobierno municipal actual y su papel en el Gobierno central lo desafían a actuar con coherencia y competencia en este caso. Arcila recuerda a José Ángel Martín, que “durante los años en los que fue miembro del Consejo de Administración de Emmasa no alzó la voz” sobre el proceso de gestión de aguas residuales. A CC le recuerda que, tras 30 años al frente del Gobierno municipal, es la principal responsable de los fallos medioambientales.