sociedad

Revilla pide el indulto de Josefa

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha instado al ministro de Justicia, Rafael Catalá, a indultar a la mujer de Fuerteventura encarcelada por no derribar su casa construida hace años en terreno protegido, en el Parque Rural de Betancuria.

En una carta remitida vía mail a Catalá, que ha difundido a través de las redes sociales, Revilla pide la “inmediata liberación” de Josefa Hernández y considera que el indulto en este caso está “justificado”.

“La potestad de indulto del Gobierno es, en términos generales, un anacronismo que ha venido utilizándose para salvar de la cárcel a banqueros que compraron jueces, a políticos corruptos y a empresarios que han estafado a multitud de ciudadanos. Pero hay casos en que sí el indulto tiene sentido”, ha apuntado Revilla en el inicio de su misiva a Catalá, recogida por Europa Press.

Revilla ha opinado que la mujer –a la que describe como una “venerable señora que con su mísera pensión mantiene a dos hijos y cuatro nietos bajo el techo” de esta casa– “no puede permanecer ni un día más en la cárcel”.

El presidente cántabro ha pedido al ministro que, “encarecidamente”, atienda a su petición y dé las órdenes oportunas, previo acuerdo del Gobierno, para indultar a esta mujer, interpretando el “sentir inmensamente mayoritario de un pueblo perplejo ante situaciones como esta, que ha generado “clamor e induganción” en España”.

EL CASO

Esta mujer, de unos 63 años de edad, entró este lunes en la cárcel de Tahíche (Lanzarote) para cumplir la sentencia del año 2012 que la condenaba a seis meses de cárcel.

Josefa Hernández, ya conocida como la abuela de Fuerteventura fue condenada a pagar una multa de 700 euros –que abonó– y a derribar su vivienda, en la que vive con cinco familiares a su cargo: su hija Cristina, con un 39% de discapacidad, sus tres nietos y su hijo Raimundo, parado de larga duración.

La mujer no derribó su casa por carecer de recursos y de otra vivienda donde realojarse junto a su familia y, antes de entrar en prisión, expresó su deseo de que el día que salga de allí pueda tener otra vivienda donde poder residir junto a su familia y tirar la que construyó en el Parque Rural de Betancuria, cumpliendo así con la sentencia.

El caso de Josefa Hernández ha generado en los últimos días numerosos gestos de apoyo por parte de instituciones y partidos políticos, que han solicitado el indulto para ella.