CD TENERIFE

Rivero: “Nunca hablé con Raúl Agné de mi situación”

El centrocampista cántabro, durante un entrenamiento de la pasada temporada. / S FERRERO
El centrocampista cántabro, durante un entrenamiento de la pasada temporada. / S FERRERO

Kike Rivero ya es historia en el CD Tenerife. El futbolista, que llegó en su día procedente del Racing de Santander, no contó demasiado la pasada campaña y, a pesar de que tanto Álvaro Cervera como Raúl Agné valoraron siempre su trabajo diario, lo cierto es que recibió pocas oportunidades a la hora de competir.

El jugador, una vez confirmado su fichaje por el Cartagena, se despidió ayer de sus compañeros en El Mundialito antes de terminar de recoger sus cosas en el Rodríguez López. Rivero lamentó que su salida “se demorara” después de que la entidad blanquiazul tuviera claro que no quería seguir contando con él.

“El hecho de no jugar el último partido de la pasada temporada, en Soria, creo que fue un mensaje nítido. Soy un chico al que le gusta demasiado el fútbol”, señaló en Radio El Día. Además, consideró clave la última lesión de importancia que sufrió, justo antes del partido frente a la UD Las Palmas: “Me la hice en un entrenamiento, parecía que no iba a ser nada. Intenté recuperar pronto porque había competencia en mi puesto para el derbi. Hice todo lo que pude y lo empeoré, estando un mes y medio sin entrenar. Me perjudicó porque acababa de llegar Agné, y me penalizó al no coger todos los automatismos”.

Espina clavada

Rivero admitió que le queda “la espina de no haber jugado ni un minuto con el míster y demostrarle que podía estar ahí”, en referencia a las oportunidades que no le llegaron con Raúl Agné, aunque respetó las decisiones del entrenador en todo momento: “Por las sensaciones prefirió a otros y ya está, lo respeto, como él a mí. No hubo conversaciones entre nosotros, pero esto es fútbol”.

El futbolista reconoció “no haber demostrado” todo su potencial, a pesar de que el primer año pudo disputar casi 30 partidos: “El primer año los jugué, aunque no fuese de titular, pero enlacé partidos de buen nivel. No he tenido la continuidad que cualquiera necesita y ahora la buscaré en otra parte. Si hubiera tenido dos partidos seguidos buenos hubiera tenido continuidad. El segundo año no he tenido prácticamente minutos. Pude hacer algo más el primer año, que fue bueno, para mi el equipo”.

Por último, no consideró que su relación con Álvaro Cervera, que lo firmó después de haberlo conocido en el Racing de Santander, tuviera nada que ver con que no contara para Raúl Agné desde la llegada de éste al banquillo del Heliodoro Rodríguez López: “No creo que la situación de después venga condicionada porque me fichara él y tampoco creo que mi relación con él, que se me asociara con él, tuviera nada que ver. Lo cierto es que la posibilidad de poder salir cedido esta temporada después de ampliar contrato tampoco estuvo nunca sobre la mesa porque el club solo contemplaba la posibilidad de mi salida”.

El Cartagena había anunciado su fichaje un día antes, siendo un destino atractivo para el jugador. Los murcianos, tras una mala campaña, quieren apostar fuerte por ser uno de los equipos animadores de la Segunda División B, donde Rivero puede ser pieza fundamental: “Me querían mucho, tienen un proyecto interesante y eso me decidió. Yo quiero jugar y el Cartagena me daba esa oportunidad que no tuve en Tenerife”.