SUCESOS

Sanidad contabiliza 19 ingresos por golpes de calor durante junio y julio

Una buena y adecuada hidratación es básica para combatir los efectos de las altas temperaturas. / DA
Una buena y adecuada hidratación es básica para combatir los efectos de las altas temperaturas. / DA

Un total de 19 personas tuvieron que ser ingresadas durante los meses de junio y julio en centros sanitarios del Archipiélago por los efectos de un golpe de calor, aunque no se ha registrado ningún fallecimiento, según confirmaron desde la Consejería de Sanidad. Esta activó el Plan de Actuaciones Preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud el pasado 1 de junio, aunque hasta la fecha no se ha activado la alerta sanitaria, ya que no se ha rebasado el umbral de temperatura media, fijado en 33 grados de máxima y 23 de mínima.

El operativo del plan estará vigente hasta el próximo 15 de septiembre y se desarrolla en colaboración con el Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales. El mismo establece las medidas necesarias para reducir los efectos asociados a las temperaturas excesivas y su puesta en marcha supone la activación de todo el sistema sanitario y de atención a las urgencias de Canarias para atender las consecuencias de una elevación anormal de las temperaturas.

El Plan de Prevención de los Efectos de las Elevadas Temperaturas establece cuatro niveles diferentes de temperaturas excesivas, en función de las temperaturas previstas y de su duración en el tiempo. Según su contenido, si las temperaturas máximas y mínimas previstas no alcanzan el umbral establecido se corresponde con el nivel cero o de ausencia de riesgo (que se representa con el color verde).

Se activa el nivel uno o de bajo riesgo (color amarillo) cuando las previsiones meteorológicas apuntan temperaturas iguales o superiores a los 33 de máxima y 23 de mínima (en el caso de Canarias) durante uno o dos días, y si la duración prevista es de 3 o 4 días, se activa el nivel dos o de riesgo medio (color naranja), y si alcanza los 5 días o más de duración prevista, se activa el nivel tres o de alto riesgo (color rojo). Desde la Consejería recordaron que en las Islas se ha mantenido el nivel cero, ya que no ha habido una superación de las temperaturas registradas.

El primer ingreso registrado por golpe de calor este verano fue el 13 de junio en Lanzarote y la afectada fue una mujer de 50 años que sufrió un colapso, una situación similar a la padecida por un hombre de 25 años, que tuvo que ser ingresado en un centro sanitario de Tenerife tras una exposición prolongada al sol.

Los últimos casos contabilizados son del 24 de julio, en el que precisaron atención un varón de 54 años en Tenerife y una mujer de 25 años, que sufrió un síncope y pérdida de conciencia en Las Palmas de Gran Canaria.

[sws_grey_box box_size=”100″]Recomendaciones para prevenir

Sanidad deja claro que, ante posibles episodios de calor, es fundamental no hacer ejercicio físico al aire libre. Con ello, no solo evitamos una exposición al sol y al calor, sino también a la calima, que suele resecar las vías respiratorias y agravar afecciones relacionadas con ellas. De igual modo, la Consejería recomienda beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, para mantenerse bien hidratado y reducir también las posibilidades de sufrir un golpe de calor. Igualmente, se deben evitar las comidas copiosas y el consumo de bebidas alcohólicas, café, té o refrescos azucarados, ya que facilitan la pérdida de líquidos y la consiguiente deshidratación del organismo. Por último, Sanidad sugiere no exponerse al sol entre las 12.00 y las 16.00 horas, periodo del día en que los rayos solares llegan más verticalmente y la radiación es más intensa. [/sws_grey_box]