SANTA CRUZ

Santa Cruz denunciará el convenio de depuración de aguas que tiene con La Laguna

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha informado este martes de que dará las instrucciones correspondientes para denunciar el convenio de depuración que mantiene con el Ayuntamiento de La Laguna y así depurar en exclusiva las aguas que procedan de la capital.

Esta decisión ha sido tomada después de que el primer teniente de alcalde de La Laguna y consejero delegado de Teidagua, Javier Abreu, haya asegurado que tanto el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, como la Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife (Emmasa) han timado a los vecinos de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y El Rosario, quienes han pagado por un servicio que luego no se ha prestado según los términos pactados.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, indica en un comunicado que la reacción de Abreu “es la de un auténtico irresponsable, ya que es conocedor de esta situación desde el mes de abril y es consciente de los esfuerzos que hace tanto el Ayuntamiento de Santa Cruz como el Consejo Insular de Aguas para conseguir solucionar el problema de los vertidos”.

Arteaga asevera que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife “no ha incumplido con La Laguna ni mucho menos”.

“Precisamente por depurar lo que nos llega de La Laguna tenemos que verter aguas de la zona baja de la ciudad ante la incapacidad de la depuradora actual. Por eso la irresponsabilidad y dejadez de Javier Abreu solo llevan al caos”, explicó.

Agrega que la “salida de tono” de Abreu va a traer aparejada una instrucción para denunciar el actual convenio de depuración que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife mantiene con el de La Laguna.

“Lamentamos la deplorable búsqueda de titulares y protagonismo del señor Abreu, que lo que ha conseguido es que, a partir de ahora, depuremos en exclusiva las aguas que procedan de Santa Cruz”, añade.

Según Abreu, los laguneros han pagado más de 1’2 millones de euros anuales para que se depuren sus aguas residuales.

“¿Qué han hecho con todo ese dinero? ¿En qué se lo han gastado si no ha sido en implementar la capacidad de depuración de sus instalaciones? ¿Por qué nos cobraban si sabían que no podían cumplir con su parte del trato?”, se pregunta el concejal de La Laguna.

En su opinión, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife no solo puede haber incurrido en un presunto incumplimiento de contrato con La Laguna y El Rosario, también con los propios vecinos de Santa Cruz de Tenerife, a los que se les ha cobrado un canon de depuración que luego no se ha llevado a cabo.

Incluso, añade, ha provocado un grave daño ecológico en el ecosistema marino de Santa Cruz de Tenerife y en la salud de los bañistas al verter al mar aguas residuales en una cantidad 20 veces superior a lo permitido por el Gobierno de Canarias.