BALONCESTO CB CANARIAS

“Siendo coherentes, la próxima ACB debería tener 19 equipos”

Hernández confía en que la ACB pueda adaptarse a los tiempos| SM
Hernández confía en que la ACB pueda adaptarse a los tiempos| SM

– A día de hoy, ¿qué pasará con la próxima Liga Endesa después de lo dicho por el Consejo Superior de Deportes (CSD)?
“La ACB tiene el tema en manos, no solo de sus propios servicios jurídicos, sino de servicios jurídicos externos para ver cómo se puede afrontar la resolución del CSD. Las decisiones a tomar no están tan claras. El CSD ha hecho una crítica de fondo y de forma de algunos aspectos, pero hay que mirar todo en profundidad para saber cómo tiene que actuar la ACB. Tendremos que reunirnos para ver si se recurre la resolución o si se toma la decisión de admitir al Ourense y ser 19 o tener otra fórmula y ser 18. Espero que lunes o martes ya se tenga el informe de los servicios jurídicos externos porque, ahora mismo, puede pasar cualquier cosa”.

-La ACB respondió al CSD que podía estar incurriendo en intromisión en sus propios estatutos…
“En ese aspecto hay dos cosas: una es lo que hay que hacer en función con los estatutos actuales y otra, que es lo que pensamos algunos de los actuales estatutos. Yo no entiendo por qué el CSD se mete a valorar unas cosas que estatutariamente no ha incumplido la ACB. Otra cosa es lo que creemos algunos: debemos adaptar los estatutos a los tiempos que corren. Nosotros sufrimos eso, aunque también es verdad que conocíamos las reglas del juego y no nos enfrentamos a ellos. ¿Tienen que pagar? Por supuesto, pero hay que dar facilidades”.

-Porque hay que dejar claro que ustedes no quieren que se deje de pagar, sino que los pagos sean más accesibles para todos…
“Por supuesto, entre otras cosas porque el año pasado pagó en Andorra, antes habían pagado Zaragoza y Gipuzkoa o nosotros mismos, que pagamos otra cantidad porque compramos los derechos deportivos del Alicante. La ACB es un club privado, que no recibe subvenciones del Estado y demás, pero como hay un convenio con la Federación Española hay que tratar de garantizar los ascensos y descensos. Creo que eso no es algo bueno solo para la LEB, sino para la propia Liga Endesa. Si todos sabemos que dos equipos bajan sí o sí, todos nos podemos las pilas para tratar de no descender. Nuestra visión es que hay que pagar, no sé si hay posibilidad de rebajar, pero sí debe haber alguna solución para no tener que pagar todo de la noche a la mañana”.

-¿Cuál cree que sería la mejor solución de cara a la próxima campaña?
“Con los estatutos en la mano la Asamblea ya aceptó al Fuenlabrada y me cuesta creer que se pueda dar marcha atrás a esa resolución porque la Asamblea es soberana, pero debemos ser coherentes con los hecho hasta ahora. Si hay una obligación de jugar con el Ourense debemos ser 19. A estas alturas es complicados, pero había una posibilidad de jugar con 20 equipos, pero a los equipos que están jugando en Europa no les viene nada bien. la pena es que esto pasa en verano siempre y no antes. Como aficionado, lo que quiero es que se sepa cuándo empezamos y como club saberlo para poder organizar todos los viajes, porque para nosotros es complicado. Una liga profesional no se puede permitir el lujo de no saber su calendario cuando la Eurocup ya sabe hasta los partidos que se televisan”.

-Esta imagen perjudica a la ACB…
“No sé si perjudica o no, porque en la Liga de Fútbol Profesional descienden equipos por cuestiones económicas y mediáticamente eso está muy presente también. Para nosotros, que decimos que somos la segunda mejor liga del mundo, que en pleno agosto tengamos este problema no nos beneficia en nada. Eso sí, recalco, los estatutos están muy claros en todo momento, lo que pasa es que después intentamos, los que descendemos o queremos ascender, conseguir por todos los medios nuestra plaza en la Liga Endesa”.

-Le pregunto por su club, ¿está contento con la plantilla confeccionada?
“Si tenemos lo que queremos es para estar muy satisfechos. Los técnicos se lo han currado mucho a lo largo del verano para que eso sea así. Mantenemos a seis jugadores del año pasado que podían haber sido ocho si hubieran seguido Luke Sikma y Jaime Heras. Vamos a tener que llevar a cabo cinco incorporaciones porque necesitamos tener esos 11 jugadores. Hemos mantenido el bloque, aunque también es cierto que cambiamos también los peones de este tablero quedándonos con el grupo principal. Yo creo que este club se ha caracterizado siempre por no fichar nombres, sino perfiles que fortalezcan al grupo. Leo en las redes sociales que la gente está muy ilusionados con el equipo que estamos haciendo y eso también es algo muy bueno para el club de cara a la próxima campaña”.

-¿Le da pena la marcha de Jaime Heras?
“A mí me da pena la marcha de cualquiera de nuestros jugadores. Jaime, que llevaba 12 años, claro que me da. Nuestra relación personal siempre ha sido buena, pero hay que respetar su decisión porque los profesionales, al final, lo que quieren es jugar. Al final esto es un tema de minutos y yo lo entiendo. Él tiene las puertas abiertas para volver en el futuro, pero da pena porque es un jugador que ha estado con nosotros mucho tiempo. Este club tiene 75 años de historia y han pasado muchos profesionales y otros muchos que no lo fueron como Édgar, Airam Marrero, Juan Méndez y demás, pero es ley de vida que esto pueda suceder”.