SANTA CRUZ

La simbiosis que tendría que ser perfecta

Santa Cruz es lo que es gracias a su puerto, que la convirtió en capital y que creció en torno a su actividad comercial. / FEDAC
Santa Cruz es lo que es gracias a su puerto, que la convirtió en capital y que creció en torno a su actividad comercial. / FEDAC

El puerto de Santa Cruz vive inmerso en una renovación de objetivos y de espacios pero, sobre todo, en la búsqueda de una nueva forma de relacionarse con la ciudad que lo acoge, la misma a la que durante años ha dado la espalda, con barreras que han alejado al vecino de la primera línea del litoral. Ahora, y tras la aprobación del Plan Especial del Puerto, empieza a recuperarse parte del idilio que hizo que Santa Cruz se convirtiera en capital de provincia, una relación que se retoma con fuerza con la multiplicación de proyectos y que pretenden atraer a la ciudad hasta las mismas entrañas del muelle.

La estación de cruceros que se empieza a construir, promete ser un motor para atraer a más visitantes a la ciudad, los nuevos terrenos ganados al mar en la dársena pesquera a su vez atraen empresas que prometen empleo y dinamización económica para la capital. También los espacios libres que las obras del túnel de la vía litoral han dejado para el disfrute de los vecinos (y que cuando esté terminada del todo la obra, se multiplicarán) prometen un nuevo tiempo para Santa Cruz. Pero sin duda, la gran asignatura pendiente sigue siendo el enlace puerto-ciudad, ese que asegura el alcalde, José Manuel Bermúdez, se comenzará a construir en este mandato y que unirá definitivamente el Santa Cruz del siglo XXI con un puerto que también quiere avanzar hacia al futuro, esta vez, de la mano de la capital.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que la necesidad del puerto de reinventarse y con él la ciudad, viene marcada por su pérdida de importancia en lo que al tráfico de mercancías se refiere. Mientras el vecino puerto de la Luz en Las Palmas ha ido ganando peso hasta convertirse en plataforma para el continente africano, el de Santa Cruz ha tenido que luchar por nuevos nichos de mercado. Eso es lo que le ha permitido atraer hasta la capital las plataformas petrolíferas, que ahora pueblan la primera línea de atraque del muelle, y que han permitido que empresas de reparaciones navales, desaparecidas del puerto desde hace décadas, hayan apostado por volver a instalarse en él.

El enlace puerto-ciudad promete abrir definitivamente la capital al mar. / DA
El enlace puerto-ciudad promete abrir definitivamente la capital al mar. / DA

En relación directa con el enlace puerto-ciudad tan ansiado, el futuro depara, tras la aprobación del Plan Especial del Puerto, espacios nuevos para la capital como una parcela de 90.000 metros cuadrados destinada a uso recreativo, que podrá albergar bares, restaurantes y canchas deportivas, habilitándose asimismo una parcela de uso náutico-deportivo con el objeto de albergar una marina para atender el tráfico de megayates, aspirando con ello a convertirse el puerto tinerfeño en referencia en esta zona del Atlántico. También acogerá en el extremo norte del Muelle de Enlace, una edificación con uso de Terminal de Pasajeros y actividades asociadas, mientras que en la plataforma situada en la zona central, donde actualmente se ubica la Marina del Atlántico, se desarrollará el edificio para la marina previsto ya en el proyecto de los arquitectos Herzog & De Meuron para la plaza de España.

Desde el límite con la ciudad y enlazando los edificios anteriores se establece una gran plaza como espacio público de conexión entre el puerto y la ciudad, disponiéndose bajo ella una importante dotación de aparcamientos. Estas son al menos las expectativas, el tiempo dirá cuánto tardan en materializarse.

Cruceros

El mes de septiembre que ya comienza supondrá la llegada a Tenerife a través de su puerto de 32.050 cruceristas, cifra que duplica la registrada el mismo mes del año pasado cuando visitaron la isla 15.213 turistas de dicho segmento a bordo de siete buques. También el número de naves se redoblará alcanzando las 14 unidades. La estación de cruceros promete convertirse en el impulso que necesita el puerto capitalino para convertirse en firme aspirante a liderar el tráfico de cruceros.

Fruto de esa apuesta por este sector del mercado, el puerto recuerda que en 2016 será sede de la más importante feria del sector en Europa, la Seatrade Cruice Med 2016. El beneficio para la ciudad será notable puesto que se prevé que la celebración traiga a la Isla a unos 600 delegados de empresas del sector y un movimiento asociado superior a los 4.000 visitantes. También la ciudad se verá beneficiada de otras de las mejoras que el puerto implementará en 2016, el nuevo paseo para cruceristas, un corredor, debidamente señalizado, con áreas de sombra y descanso, vegetación adaptada al entorno marítimo y, sobre todo, con potencial para bares y terrazas junto al mar.

Las plataformas petrolíferas son un nuevo nicho de mercado. / S. M.
Las plataformas petrolíferas son un nuevo nicho de mercado. / S. M.

Nuevos terrenos

El nuevo espacio regularizado con el Plan Especial del Puerto en la Dársena Pesquera es otro de los polos que tanto desde la Autoridad Portuaria como desde el Ayuntamiento de Santa Cruz, se asegura va a lograr atraer riqueza a la ciudad. Ya son múltiples las empresas que han solicitado su instalación en este espacio. Según los datos de la Autoridad Portuaria, el puerto ya roza el 80% de ocupación de superficies concesionales, reflejo del aumento de la actividad comercial y el interés empresarial.

Plataformas

Si bien es cierto que la imagen de las inmensas plataformas petrolíferas frente a la línea marítima de la ciudad no es la estampa más deseada para la ciudad, lo cierto es que, económicamente, se está rentabilizando, tanto que hasta siete plataformas petrolíferas, propiedad de las principales multinacionales del sector, han recalado en el puerto entre 2014 y 2015.