tenerife

La alerta deja más de 100 incidentes menores en la Isla

Lluvia de agosto en Tenerife

Por José Luis Cámara y Vicente Pérez

Paraguas, barrancos corriendo, vías cortadas, desprendimientos… Los fenómenos meteorológicos que han azotado los últimos días al Archipiélago poco o nada tienen que ver con el panorama habitual del mes de agosto, a pesar de que las temperaturas han estado en los mismos valores, e incluso por encima. La culpa la tuvo la acción combinada de una borrasca de origen tropical, situada al sur de Canarias, y un anticiclón en África, que arrastró nubosidad media y alta con focos tormentosos.

En base a esta predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias decretó el jueves pasado la situación de alerta por lluvias en las islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma, una alerta que se dio por finalizada en la mañana de este viernes, 14 de agosto.

Dicha alerta estuvo motivada por la previsión de que cayeran hasta 30 litros por metro cuadrado de agua en una hora en esas islas, una previsión que finalmente se superó en varios puntos del área metropolitana, y que incluso hizo que la Aemet subiera su aviso a nivel naranja. Los avisos de la agencia estuvieron vigentes hasta las 00.00 horas de el jueves en su web, donde ya no hay ninguna alerta especial referida al Archipiélago. Las precipitaciones recogidas en pocas horas superaron los 46 litros por metro cuadrado en Anaga, más de 40 en Candelaria y Tacoronte, y en pleno centro de la capital tinerfeña se han medido 35,6, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, que dio por terminada esta singular inestabilidad atmosférica. Una vez más, ha sido la isla de Tenerife la que, debido a su peculiar orografía, sobre todo por la presencia de la cordillera de Anaga y la orientación de los vientos desde el sur, ha sido la más afectada por las lluvias, ya que ha retenido focos tormentosos que han dejado precipitaciones que por momentos llegaron a ser muy fuertes.

Ligero descenso de la temperatura

Los cielos estarán este sábado, 15 de agosto, en Canarias poco nubosos salvo en las zonas del norte de las distintas islas, cuando las temperaturas experimentarán un ligero descenso en el Archipiélago, según la Agencia Estatal de Meteorología. La máxima será de 29 grados en las dos capitales regionales y la mínima se situará en 22 en Santa Cruz de Tenerife y en 23 en Las Palmas de Gran Canaria, de acuerdo a su predicción, que anuncia que, en general, el viento será del nordeste moderado. También se prevén vientos del nordeste en las aguas de Canarias, donde tendrán fuerza 4 a 5 o 5 a 6.

Pese a todo, los modelos de predicción de la Aemet ya apuntaban a importantes precipitaciones en prácticamente todo el Archipiélago, merced a una situación meteorológica que había estado marcada en los últimos días por la referida borrasca en niveles altos al oeste de Canarias, otra subsahariana procedente del trópico -que el jueves se acercó al Archipiélago- y un anticiclón en el norte de África, lo que creó unas condiciones que dispararon finalmente los mecanismos que provocan las lluvias (humedad y pugna de masas de aire caliente que ascienden y frías que descienden), tras varios días de tormentas espectaculares, que sin embargo no habían pasado de dejar 5 o 10 litros por metro cuadrado en varias islas.

La lluvia, unida al viento, provocó que el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 atendiera solo entre las 22.00 y 00.00 horas de hoy más de 100 incidentes en la isla de Tenerife. En ninguno de estos sucesos hubo heridos, informó el 1-1-2, que matizó que la actividad en la Isla se concentró sobre todo en Santa Cruz de Tenerife y en La Laguna, mientras que en el resto hubo “normalidad” en líneas generales.

El acceso a la playa de Las Gaviotas tuvo que ser cerrado ayer por unos desprendimientos. / FRAN PALLERO
El acceso a la playa de Las Gaviotas tuvo que ser cerrado ayer por unos desprendimientos. / FRAN PALLERO

El Ayuntamiento capitalino decidió activar el Plan Municipal de Emergencias, y se registraron 71 incidencias en los cinco distritos, la mayor parte de ellas en la zona del suroeste. Precisamente, desprendimientos ocasionados por las fuertes lluvias que cayeron en Santa Cruz de Tenerife impedían todavía anoche el acceso rodado a la playa de Las Gaviotas. La Policía Local señalizó por la tarde de forma provisional la zona para advertir de los desprendimientos y de la existencia de una roca de gran tamaño a los conductores, a los que el Consistorio pidió máxima precaución. También permanecía cerrado ayer un carril de la carretera de Las Teresitas, afectado por el agua. A lo largo del día quedaron resueltas las incidencias más relevantes, como el cierre del tráfico de dos túneles, el que une los barrios de Chamberí y Somosierra, a la altura de la antigua Tabacalera, y el que conecta El Rosarito con El Draguillo, ambos ya en funcionamiento. El resto de las incidencias estuvieron relacionadas con daños provocados en vehículos por el levantamiento de tapas de alcantarillado y el desplazamiento de contenedores, que fueron arrastrados de su emplazamiento original por la fuerza del agua, lodo y otros materiales.