MALDITO PARNÉ

El viaje de Clavijo

Hay muchas expectativas puestas en la reunión que Fernando Clavijo mantendrá esta semana con Mariano Rajoy. Un viaje que el presidente del Gobierno canario emprenderá con exceso de equipaje. Por lo pronto, Clavijo partirá de la Isla con el apoyo de los empresarios y sindicatos. O lo que es lo mismo, con el respaldo de toda la sociedad canaria, es decir, lo que le corresponde a un presidente autonómico y líder político, teniendo en cuenta la importancia de dicha reunión para el futuro desarrollo de Canarias. Clavijo llegará a la Moncloa con la tarea bien marcada. La necesidad de un Régimen Económico y Fiscal (REF) anclado en el Estatuto de Autonomía y en la Constitución española para garantizar su fuerza jurídica más allá de los caprichos y tira y afloja de un ministro de Hacienda cualquiera. También llevará apuntado en su bloc de notas la necesidad urgente de mejorar la financiación autonómica con el objetivo de garantizar el Estado de Bienestar, recuperar la inversión pública y relajar la presión fiscal para que las familias y empresas puedan gastar e invertir más. Pero es que además, el presidente del Gobierno canario exigirá una explicación de porqué el Estado no quiere cumplir con la inversión media que le corresponde a Canarias, consagrada en el REF e ignorada olímpicamente por Madrid (con o sin resolución judicial). Junto a todo esto, Clavijo reclamará un incremento de los fondos destinados para las políticas de empleo, basándose en dos aspectos fundamentales. El primero es que Canarias, por su leganía y circunstancias archipielágicas o por las razones que sea, tiene la tasa de desempleo más elevada de España. Y en segundo lugar, que es la Comunidad Autónoma que mejor gestiona los fondos de empleo, tal y como revela un informe del propio Ministerio. De las regiones más eficientes, dice el texto. Éstas son razones suficientes para exigir (no pedir) al Estado un incremento de las partidas en materia de empleo. Veremos como vuelve Fernando Clavijo. Con la mochila cargada de promesas electoralistas elevadas a la enésima potencia y que después se quedan en nada, o con una gran dosis de sensibilidad hacia la sociedad canaria por parte del Estado. Esperemos que regrese con elevadas dosis de sensibilidad porque de fanfarrias electoralistas ya hemos tenido los canarios suficiente. Es la hora de que Madrid demuestre si realmente tiene ganas de implicarse con los canarios o simplemente volveremos a la etapa de la demagogia.

@MariaFresno72