superconfidencial

Vigilancia exhaustiva

1. Unos hackers han puesto al descubierto millones de datos de infieles que intercambiaban sus escarceos amorosos en la red. Los ha dejado, valga la expresión, con el culo al aire. Aunque el portal de infieles envió nuevas claves a sus clientes era ya demasiado tarde. Millones y millones de datos han sido descubiertos y maridos y esposas burlados deben estar luciendo sus enormes cuernos con grande pesadumbre, supongo. La red es un peligro y nadie está seguro en ella, ni el Pentágono. Yo, que no soy infiel, no hago fotos con el móvil, ni tengo red social asociada, ni me comunico con nadie que no sea por WhatsApp y sin confianzas y eso. No, porque quién sabe lo que pueden hacer con los datos de uno. Ni de coña. A mí no me parece nada práctico eso de estar mostrando las miserias de cada cual, las fotos de los viajes y todo eso. Uf, puede ser utilizado en tu contra..

2. No me gustan los hackers, ni me gusta dar confianza a nadie en la Internet, que es un gran instrumento de comunicación y, por ello, peligroso. Además, con la red de redes te fichan los de Echelon, que lo saben todo gracias a sus intervenciones continuas en la vida de los demás y de sus antenas en Nueva Zelanda. Echelon está por encima de jueces, fiscales, gobiernos y todo. Yo hablé de Echelon hace muchos años, pero nadie me hizo caso. En la prensa española creo que fui el primero que investigó sus andanzas. Bueno, o el segundo.

3. Así que los infieles, muchos millones, han quedado al descubierto y sus datos seguramente grabados por estos malandros de las nubes informáticas. ¿Con qué intención? La verdad es que no lo sé, puede que por el puro placer del daño, aunque yo creo que detrás de cada una de estas intervenciones de los piratas siempre hay un motivo económico. Seguro. Ahora los infieles se lo van a pensar dos veces antes de hacerle la pirula a sus parejas, porque hay gente a la que le gusta vivir peligrosamente; esto los excita. En fin, no sé por qué hablo de todo esto cuando no me interesa lo más mínimo.
achaves@radioranilla.com