SANTA CRUZ DE TENERIFE

Viviendas tiene 250.000 metros cuadrados de suelo para permutar

El Tablero, Ofra, Santa María del Mar o El Toscal son algunas de las ubicaciones en las que Viviendas Municipales de Santa Cruz dispone de suelo público susceptible de ser permutado por vivienda ya construida, una operación que estaba pendiente de que los servicios jurídicos de la entidad pública dieran luz verde y que finalmente podrá ser una realidad. La empresa municipal de Viviendas cuenta con 250.000 metros cuadrados de suelo (con distintas clasificaciones) que le permitirán abrir en breve un proceso de negociación para obtener casas y pisos ya terminados con el objetivo de destinarlos a las personas más necesitadas. Así lo explicó a DIARIO DE AVISOS la concejal de Viviendas, Carmen Delia Alberto (CC), que se estrena al frente de esta concejalía de reciente creación.

Tal y como detalló la edil, “una vez que sabemos que podemos hacer el intercambio la parte difícil viene ahora y es la de negociar con bancos y con empresas el catálogo de propiedades de que disponemos; enseñar lo que nosotros tenemos y ver lo que nos ofrecen”. Este proceso supone realizar un tasación de todo el suelo disponible, por zona, uso, accesos, todo con el objetivo de poder iniciar una negociación, y como añade, Alberto, “ver si hay empresarios interesados y se acoge bien esta medida en la que hemos depositado muchas esperanzas”.

En la actualidad, Santa Cruz cuenta con un parque de vivienda social que se eleva hasta las 1.400. El objetivo que se persigue con esta fórmula es evitar los costes que supone la nueva construcción y contar con vivienda nueva disponible de manera casi inmediata para dar satisfacción a las más de 4.000 personas que en estos momentos son solicitantes de una vivienda en la capital, según los datos del área de Viviendas del Gobierno de Canarias. Alberto es consciente de la responsabilidad que supone estar al frente de un área como la de Viviendas y por eso apuesta por lograr el máximo consenso para adecuar la oferta a la demanda de vivienda.

La concejal reconoce que, junto a esta innovadora propuesta, el objetivo del área que dirige pasa por cumplir con los convenios de reposición y rehabilitación que están ya en marcha. “Trabajamos para que la reposición de La Candelaria se entregue en fecha, en 2017, y también para poner en marcha lo antes posible los convenios de rehabilitación”.

En este sentido recuerda que en los últimos 15 días ya se han sacado a concurso los proyectos de seis bloques de viviendas y que “esperamos que en septiembre podamos ya adjudicar las obras para que den comienzo cuánto antes”. Admite la edil que en lo referente a la reposición de viviendas habrá que esperar a nuevos convenios para incluir más proyectos. En ese futuro estarían las casas del barrio de Buenavista, de García Escámez y de la barriada de José Antonio. También se apuesta desde la Concejalía por reforzar el protocolo antidesahucio puesto en marcha en el mandato anterior. En cuanto a los retos, reconoce Alberto que la encomienda de obras de otras áreas que va a asumir Viviendas es uno de los más ambiciosos. “Tenemos un personal muy cualificado como técnicos, juristas, administrativos, que convierten a Viviendas Municipales en un ente instrumental perfecto para el desarrollo de proyectos”. “Recibimos encomiendas de otras áreas como Urbanismo o Infraestructuras y ya estamos trabajando en algunas de ellas”, añadió la concejal de Viviendas.

Actualización del patrimonio

Respecto a los problemas que desde la concejalía que ahora dirige Carmen Delia Alberto se venían detectando con la ocupación de viviendas sociales, la edil matiza que la intención no es “vigilar” a los inquilinos, sino “actualizar y normalizar los datos de las personas que actualmente estén en esas viviendas”. La concejal pone como ejemplo aquellas viviendas que son ocupadas por un matrimonio y que de forma legal corresponden por ejemplo a sus hijos: “Muchas veces nos encontramos que fallecen los propietarios y tiempo después no se ha hecho la sesión aún, y por tanto no constan registrados los nuevos propietarios; eso es lo que queremos actualizar, que todo esté correctamente registrado”.

Encuentro con los promotores

Si bien la Sociedad Municipal de Viviendas ha recibido el visto bueno de los servicios jurídicos para poner en marcha esta novedosa fórmula, el que es propiedad del Ayuntamiento aún no tiene esa autorización. Según explicó el alcalde, José Manuel Bermúdez, a este medio el pasado mes de octubre, el Ayuntamiento dispone de 19 parcelas susceptibles de someterse a este intercambio. Entonces explicaba Bermúdez que, para poner en práctica esta iniciativa se hace necesario conocer el número de viviendas que en la ciudad son susceptibles de ser intercambiadas por suelo público: “Lo primero será reunir a los promotores, tanto bancos como particulares, para ver si somos capaces de explorar el mercado al que tendríamos acceso”. Explicaba el alcalde que “puede haber edificios terminados o que estén a punto de terminarse y que el promotor prefiera intercambiar antes que hacer frente a las cargas que de él se derivan y que no puede vender”.