soliloquio

Ya llegó agosto

Llegó el mes de la holganza por antonomasia, Artur y Oriol ya juegan en la playa con el cubo y la palita. Han de travesear con cuidado, porque en el falso fondo del cubo el abuelo Pujol ha puesto un perverso artefacto que les puede echar a perder sus pueriles travesuras y volar por los aires también el tablero del juego que más les gusta “España, si te he visto no me acuerdo”, para jugar a “Cataluña, un espacio a repartir”.

La regla de este juego se basa en una máxima propia de la infancia, de los egoístas y de los golfos apandadores, dice así: “lo mío es mío y pá mí”. Los niños tienden a querer satisfacer sus necesidades y deseos de un modo inmediato, sin tener en cuenta para ello a los demás, ¿le suena? Son conductas normales que tienen una función adaptativa en los primeros años de vida. No obstante, si se mantienen en el tiempo, pueden terminar perjudicando a las relaciones personales posteriores. Por ello, es clave que les ayudemos a superar esta etapa -aunque tengan 44, 55 o 66 años-, para que puedan vivir con calma en todos sus tiempos y estados vitales. Me temo que habrá que ayudar a Artur y a Oriolito, por si se quedaron en la denominada por los expertos “etapa anal”. Freud designó así la segunda fase del desarrollo de la personalidad, quizá el nombre resulte oloroso pero su propósito es ese. Se extiende desde los 18 meses de edad hasta los tres años y medio, a veces hasta los 99 años, más o menos coincide con la edad del aprendizaje del control de los esfínteres.

En esta etapa se aprenden ciertas orientaciones básicas para existir: la posesión y el desprendimiento de lo poseído con sabiduría y su compartimiento. Lo cierto es que estén en la etapa que estén, los animadores de la lista libertaria para las elecciones autonómicas catalanas del 27S, Mas y Junqueras, advirtieron ayer que habrá una declaración inmediata de independencia si el Gobierno bloquea el proceso que quiere iniciar el Parlamento catalán tras los comicios. “Vamos a por todas, ya no tenemos margen. Esto va en serio y todo el mundo tiene que entender que lo haremos”, dijo Raúl Romeva, el ex eurodiputado cabeza de la candidatura. La lista que incluye a entidades soberanistas de todo color y condición se llamará Juntos por el Sí, al desastre. ¡Un montaje -engaño- urdido durante treinta años de pujolismo! A vida o a muerte, ¡un duelo al sol! Manuela y Antonio Miguel siguen disfrutando de su idilio, también pasan su primer agosto. Leamos; a fin de cuentas, como diría Gustavo Martín Garzo, “La misión de la buena literatura es hablar de nuestros silencios”.