LA LAGUNA

La zona del Cuadrilátero hace equilibrios en la cuerda floja

El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

El Cuadrilátero, la conocida zona de ocio universitario de La Laguna, hace equilibrios sobre la cuerda floja para sobrevivir. La crisis económica y otras cuestiones de carácter político han hecho que, en los últimos años, este importante punto de ocio nocturno haya ido perdiendo el fuelle que llegó a alcanzar en su época dorada. Sin embargo, los empresarios que aún resisten en este conjunto de calles creen en el potencial y el valor que todavía tiene la zona, por lo que piden al Ayuntamiento de La Laguna que se implique más en su revitalización y dinamización, así como que apruebe de forma definitiva el Plan General de Ordenación (PGO) para poner fin a la moratoria de licencias de cafeterías y pubs.

En este sentido, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Ocio Nocturno Grupo 3 (AEONG3), Antonio Marrero, explicó que desde el año 2004 el PGO prohíbe dar más licencias en esta área, salvo restaurantes o la conversión de un bar en bar-musical, pero es que, además, “no se pueden tener dos licencias a la vez”. “Somos la única zona de Canarias que solo puede tener una licencia, con lo que no puedo ser cafetería y sitios de conciertos”, critica Marrero. Esto hace que, al poder tener solo la licencia de pub, el local solo tiene permitido abrir de 18.00 a 3.30 horas y no por la mañana ni por las tardes. “Antes de 2004 teníamos una buena clientela de la Universidad que desayunaba en los bares y a mediodía se quedaban tomando el café, compartiendo apuntes… era una vida universitaria y lo que han hecho es que ya esta zona no exista”, apunta.

Una situación que, por suerte, cambiará en el nuevo texto del PGO, que recoge el fin de la moratoria, con lo que los locales podrán tener más de una licencia. Sin embargo, esto no se podrá aplicar hasta que se apruebe el planeamiento.

A esto hay que sumar también la crisis económica, que ha hecho que “haya menos estudiantes, menos pisos alquilados en la zona y todo eso influye también en la clientela”, indica Antonio Marrero.
La presidenta de la asociación, Cassia Rao, añade que, “a pesar de la crisis, creo que hubiéramos podido mantener un determinado nivel de clientela si nos hubiesen dado las mismas condiciones de trabajo que se dan a otras zonas del municipio”. En este sentido, denuncia el excesivo control que se aplicó en el pasado, tanto desde el Ayuntamiento como del Gobierno canario, así como la competencia desleal frente a otras zonas, como el casco, donde, a su juicio, hay más implicación y dinamización municipal. Sin embargo, ambos representantes empresariales consideran que en los dos últimos años se ha comenzado a ver un cambio de actitud desde el Consistorio local, “predisposición” que también han visto en la nueva concejal del área. Por ello confían en que se abra una nueva etapa de colaboración para, entre empresarios y administración, recuperar la zona de ocio más importante del municipio.

El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

En este sentido, desde la asociación proponen que todas las iniciativas que se realicen en la zona del casco, como la Noche en Blanco o la Carrera Nocturna, finalicen en el Cuadrilátero, que, al fin y al cabo, es la zona con el horario de cierre más tardío. “Los conciertos tributo también pueden hacerse aquí, donde hay una plaza, o que los que se hacen en el casco terminen a una hora prudencial para que los clientes vengan a esta zona a tomar después algo”, añade el empresario.

“La zona se morirá si el Ayuntamiento no toma las medidas necesarias y urgentes para dinamizar la zona”, enfatiza Rao.

Según las cifras de la asociación, en la zona llegó a haber 50 establecimientos, con muchos empresarios que invirtieron cuando acabó el boom de la construcción, “pero que no conocían la hostelería y esos locales no sobrevivieron a la crisis. Ahora seremos unos 30 pero calculo que nos quedaremos en unos 20, lo que estábamos antes”, señala Marrero.

Desde AEONG3 quieren poner en valor que La Laguna es una de las únicas cuatro ciudades Patrimonio de la Humanidad que hay en España con universidad, algo que hay que proteger porque “llevamos tiempo diciéndole al Ayuntamiento que si los estudiantes no encuentran aquí dónde salir, se van a Santa Cruz”, señala Rao. “Y un fallo del que no se dan cuenta -apunta el vicepresidente- es que la gente busca comer pero luego también tomar una copa y algo más, y si eso no se lo damos en La Laguna, la próxima vez la comida será en otro municipio que tenga restaurantes y ocio juntos, y eso al final afectará también a las tascas”.

El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
El Cuadrilátero, el pasado viernes. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

“Crisis y acoso”

Para la Federación Empresarial Canaria de Hostelería, Ocio, Servicios y Comercio (Fecao), el Cuadrilátero es también “la mejor zona de ocio universitario de Canarias”, enfatiza su presidente, José Antonio Santana. Sin embargo, a su juicio, ha sufrido un abandono por parte del anterior equipo de gobierno del Consistorio local, lo que explica, en gran parte, el bajón de la actividad que ha experimentado este punto en los últimos años. “La razón por la cual la cosa no va mejor es por la crisis, por el acoso y por el interés que hay desde el Ayuntamiento porque esta zona desaparezca, que no es casualidad”, afirma Santana.

A pesar de todo esto, el presidente de Fecao considera que “lo mejor está por venir” y se mostró confiado en que el nuevo equipo de gobierno “tome cartas en el asunto y cambie su actitud, porque esta zona saldrá adelante sea o no con la ayuda del Ayuntamiento”. En este sentido, solicita al Consistorio más dinamización, limpieza, seguridad y mejoras en el alumbrado y los jardines de la zona, así como que la actuación policial “se haga de acuerdo con los empresarios”.

Asimismo, José Antonio Santana adelanta que “ahora hay un grupo importante de empresarios que vamos a retomar locales cerrados con una oferta diferenciada, y complementaria, a la que existe en estos momentos. Estamos trabajando ya en ello y abriremos pronto, seguramente en lo que queda de año abriremos alguno, iremos poco a poco. Y vamos a procurar también que algunos empresarios que ya no están, vuelvan”.

“Lo haremos porque sigue siendo la mejor zona de ocio de Canarias, un motor económico importante y sigue reuniendo los requisitos para reflotarse”, enfatiza el empresario.

Otra vida para Heraclio Sánchez

Tanto desde AEONG3 como desde Fecao están de acuerdo en que hay que dar un nuevo giro a la calle Heraclio Sánchez. En este sentido, Antonio Marrero afirma que esta vía comercial necesita grandes y mejores cafeterías, por lo que apuesta por ampliar las aceras. “Es algo que ya hemos pedido en el pasado y no supone una gran inversión, pero va muy lento”, apunta. Un paso más allá va José Antonio Santana, quien aboga por que se haga un estudio para ver la posibilidad de peatonalizar esta calle y que se convierta en una vía mixta para peatones y vehículos donde puedan instalarse terrazas.

En este sentido, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, el socialista Javier Abreu, propuso durante la pasada campaña electoral la peatonalización del tramo de la calle Heraclio Sánchez comprendido entre las calles Herradores y Barcelona, generando una nueva arteria comercial y de ocio, libre de tráfico rodado. Esta iniciativa, que tendría un presupuesto de 150.000 euros, posibilitaría una nueva vía de entrada a pie desde el sur y desde la zona universitaria al conjunto histórico de la ciudad, según explicó en aquel entonces. Constituiría, además, un enlace estratégico con las calles Viana y Herradores, que comunican el casco con el entorno de la plaza de la Concepción.