sociedad

Afonso aclara que hasta que negocie con funcionarios nada hay decidido

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Aarón Afonso, recordó ayer en relación a la introducción de un nuevo sistema de retribuciones para los empleados públicos de la Comunidad Autónoma que se trabajará en la línea de consensuarlo con todos los actores, incluidos los representantes de los trabajadores. Por este motivo, enfatizó el máximo responsable del área mediante un comunicado, hasta que no se produzca y se cierre ese debate no será posible detallar cómo funcionará ese sistema.

Las palabras de Afonso llegan tras adelantar DIARIO DE AVISOS que el modelo ya trabajado en la administración autonómica de esta comunidad es el ideado en la legislatura anterior para la Agencia Tributaria Canaria, y en el que ya desde la primera fase de su aplicación se producen diferencias retributivas del 10%.
Afonso recordó igualmente que el planteamiento de las retribuciones por objetivos no es nuevo. Está previsto en el Estatuto Básico del Empleado Público, vigente desde 2007, que contempla un modelo de carrera profesional basado en la evaluación del desempeño del trabajador. De cualquier modo, el objetivo del Gobierno regional es trabajar sobre el nuevo modelo de retribuciones para lograr un consenso con todos los actores a fin de lograr un sistema que sea el más adecuado para mejorar la eficiencia de la propia Administración y la calidad de los servicios, “que es el objetivo último de la función pública”, recalcó.

Caro y complicado

La delegada de Educación de Comisiones Obreras (CC OO) y miembro del Comité Intercentros, Ana González, mostró ayer sus dudas sobre la posibilidad de implantar un sistema retributivo según rendimiento en la administración autonómica canaria.

“Es complicado porque hay que tener en cuenta la especialidad de cada puesto”, detalló la sindicalista, que añadió su impresión de “lo caro que puede resultar ese estudio para fijar unas condiciones generales de valoración que a su vez tenga presente servicios tan diferentes como los que se prestan”.
Para González, que también es secretaria de Salud Laboral en CC OO, tal medida “siempre tendrá que ser negociada, claro está” aunque entiende que es mucho más urgente “afrontar de una vez el catálogo de funciones y categorías en la administración autonómica, ya que hasta ahora sólo se ha hecho en Educación”.