sociedad

Cabo Verde sufre un huracán por primera vez desde que se registran

Fred, justo antes de convertirse en huracán, en imagen tomada el pasado domingo. / NHC
Fred, justo antes de convertirse en huracán, en imagen tomada el pasado domingo. / NHC

Por primera vez desde que se inició el registro de huracanes, allá en el siglo XIX, las islas de Cabo Verde sufren desde ayer los efectos de un huracán, si bien está prácticamente descartado que posteriormente se dirija al norte y afecte a Canarias. Se trata de Fred, el segundo de la temporada de este año tras Danny, que alcanzó poderosos vientos de 185 kilómetros por hora pero se disipó a su llegada al Caribe. Aunque no llegó a la categoría de huracán, es menester acordarse de la tormenta tropical Erika, ya que la semana pasada dejó al menos 20 muertes y decenas de desaparecidos en la República Dominicana, así como otra muerte en Haití y considerables daños en ambos países.

Por lo que respecta a Fred y sus efectos en Cabo Verde, la agencia meteorológica estadounidense (NOAA por sus siglas en inglés) lo elevó ayer a la categoría de huracán de nivel 1 en la escala Saffir-Simpson (máximo 5) y midió vientos de 140 km por hora cuando su ojo se ubicaba a 70 km al sureste de la Ribeira Brava en Cabo Verde, en información facilitada a las tres de la tarde hora canaria por el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), con sede en la ciudad norteamericana de Miami.

“Fuertes vientos y lluvia se extienden por el noreste y el norte de las islas de Cabo Verde”, señaló el NHC, que preveía precipitaciones de entre 100 mm y 150 mm, con máximos de hasta 250 mm en algunas zonas del país insular.

“Estas lluvias pueden generar inundaciones y desprendimientos que pueden ser mortales”, advirtió el centro estadounidense, si bien no hay constancia de que semejantes sucesos hayan tenido lugar en este cercano archipiélago atlántico.

Los meteorólogos esperan que Fred comience a debilitarse hoy mismo y que se disipe en el Atlántico antes de amenazar otras zonas pobladas. La gran novedad radica en que, si bien los huracanes se originan muy cerca de Cabo Verde, el hecho de que esta zona del Atlántico presente ahora varios grados de temperatura por encima de lo habitual ha supuesto combustible extra para este fenómeno atmosférico y ha crecido más rápido que nunca.

Lo nunca visto: tres a la vez en el océano Pacífico
Al igual que ocurre en Cabo Verde, los huracanes (conocidos como ciclones en esa parte del mundo) hacen historia igualmente en el Pacífico, ya que por primera vez desde que hay registros tres huracanes de categoría 4 se han formado simultáneamente en este océano. Han sido denominados Kilo, Ignacio y Jimena, citados desde el este al oeste.

Una imagen de satélite de la NASA que acompaña a estas líneas ofrece una vista sin precedentes con estos tres grandes huracanes colocados en fila en medio del Pacífico central.

Según los datos de la agencia meteorológica estadounidense, la NOAA, el huracán Kilo es el que se sitúa más al este del Pacífico, a unos 1.500 kilómetros al sureste de las islas Hawai. Esta megatormenta está produciendo vientos sostenidos de 217 kilómetros por hora y su presión mínima central es de solo 946 mb.
Por su parte, Ignacio ocupa la posición central y está localizado a unos 650 kilómetros al sur de Hilo, en Hawái. En este caso, los vientos son aún más fuertes y superan los 225 kilómetros por hora y la presión mínima central es de 948 milibares.

Más al oeste se sitúa Jimena, a unos 2.500 kilómetros al suroeste de Hawái, siempre en datos recabados ayer día 31. Sus vientos soplan a unos 210 kilómetros por hora, y la presión interior es de 949 milibares.