santa cruz

CC-PP rechaza la idea del PSOE de privatizar el transporte urbano

El alcalde y la primer teniente de alcalde, ayer, durante la celebración del Pleno municipal. | ANDRÉS GUTIÉRREZ
El alcalde y la primer teniente de alcalde, ayer, durante la celebración del Pleno municipal. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

El PSOE propuso ayer que se privatizara el servicio del transporte urbano en Santa Cruz de Tenerife, propuesta que rechaza el equipo de gobierno, según afirmó el alcalde, José Manuel Bermúdez. El debate tuvo lugar en el marco de una moción de Sí se puede durante la celebración de la sesión ordinaria del pleno, para ajustar el convenio con Titsa a los intereses municipales.

En concreto, el portavoz del grupo socialista, José Ángel Martín, afirmó que a TITSA “hay que apretarle las clavijas”, en el contexto de la negociación que tiene lugar en estos momentos del convenio del servicio para el próximo año. “Es el tercer contrato más importante de este Ayuntamiento en coste y no puede ser que sea deficitario y que no responda a las necesidades del municipio”, afirmó Martín, por lo que sostuvo que el Consistorio “no puede claudicar y ponerse de rodillas frente a las exigencias de TITSA y del Cabildo”.

Por ello, el socialista sostuvo que, a medio plazo, “estamos abocados a sacar un concurso público y que se abra el transporte urbano a otros operadores, al que se puede presentar TITSA también”, porque, a su juicio, “no podemos permitir que TITSA siga haciendo recortes en frecuencia, horarios y líneas”. Martín propuso también la posibilidad de que Santa Cruz tenga su “propia empresa municipal de guaguas”, como ocurre en Las Palmas. En su moción, el portavoz de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, recogió “aquellas advertencias e incorrecciones” que han detectado los servicios técnicos e Intervención, como que no haya ningún sistema de control municipal sobre los gastos del Intercambiador, que aumentan de 500.000 a 800.000 euros, del número de pasajeros, jornadas, kilómetros o el gasto mensual de combustible, entre otros requerimientos, según explicó. El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, respondió que el expediente se encuentra a la mitad de su tramitación, por lo que al analizarlo ahora “se tergiversa y es lo peor que se puede hacer a nivel político”. El edil destacó que “todos los servicios de Titsa están auditados por el Ayuntamiento” y que se está trabajando para mejorar el convenio del próximo año, ya que reconoció que hay algunos problemas de puntualidad e incidencias a resolver, así como que el 74% de la flota urbana tiene entre 8 y 18 años, que es necesario renovar. Aún así, valoró que el coste por kilómetro con Titsa es de tres euros, mientras que el coste medio de las empresas a nivel nacional es de 5,93 euros.

Asimismo, Arteaga mostró su sorpresa por que desde el PSOE se propusiera la privatización del servicio y afirmó que defiende “la prestación y el concepto de servicio público que presta una empresa pública”. En esta línea, el alcalde concluyó el debate manifestando que “por supuesto que vamos a analizar todos y cada uno de los aspectos de la moción” pero que el expediente “no se ha culminado”, por lo que cuando se finalice “será el momento de debatir si están recogidas o no”. Asimismo, afirmó que “la posición del grupo de gobierno” no es que otra empresa gestione el servicio de transporte urbano, pero apuntó que “es un tema que se puede traer” al pleno cuando el expediente esté finalizado.

GRATUIDAD Y LÍNEA 944
En cuanto a transporte urbano, se aprobó por unanimidad una moción de IU, con una enmienda del grupo de gobierno, por la que se insta al Cabildo de Tenerife a que adopte las medidas tendentes a garantizar la gratuidad del transporte público insular, previo a los estudios necesarios, para quienes tengan ingresos iguales o inferiores al salario mínimo interprofesional. Asimismo, se acordó que una empresa externa haga un estudio sobre la viabilidad y el funcionamiento de la línea 944 de Titsa, que opera de forma “muy arbitraria”, según denunció el PSOE, para mejorarla.

La segunda sesión plenaria ordinaria del nuevo mandato se cerró con la aprobación por unanimidad de 9 de las 13 mociones que llegaron al pleno, tres de ellas institucionales.

El carril bici entre Valleseco y el Club Náutico tendrá presupuesto en 2016

El concejal de Proyectos Urbanos, Infraestructuras y Obras, José Alberto Díaz-Estébanez, anunció ayer que el Ayuntamiento tiene previsto dar continuidad al carril bici desde el Club Náutico hasta Valleseco, lo que supone un tramo de 2,4 kilómetros. El edil explicó que ya se está trabajando en el estudio del trazado para incluir la partida, de 400.000 euros, en el presupuesto de 2016, para lo que se espera, además, lograr financiación del Gobierno de Canarias. Asimismo, recordó que en breve se ejecutará el trazado frente a la antigua batería de San Francisco, que requiere de un informe del área de Carreteras del Cabildo y que cuenta con un presupuesto de 180.000 euros.

Red
Díaz-Estébanez se manifestó así en el marco de una moción de Sí se puede, que se aprobó por unanimidad con una moción del equipo de gobierno. En concreto, se acordó desarrollar el estudio de la red ciclable previsto en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible para redactar los proyectos de las actuaciones necesarias; así como destinar en los años sucesivos de este mandato una partida específica para las obras para ejecutar los carriles bici exclusivos e instaurar las zonas 30 que define el plan director.
Asimismo, se propondrá a TITSA y Metropolitano de Tenerife las actuaciones y medidas necesarias para facilitar la accesibilidad e intermodalidad de la bicicleta con la guagua y el tranvía. También se encomendará a Medio Ambiente el estudio de la posible inclusión de la capital en la asociación Red de Ciudades por la Bicicleta.

Otros acuerdos
Empadronar. El pleno municipal aprobó por unanimidad una moción de Ciudadanos, con enmienda del equipo de gobierno, en la que se insta a que se cumpla la instrucción del Instituto Nacional de Estadística en todos sus términos en cuanto al empadronamiento de habitantes, en el sentido de que se pueda inscribir a cualquier solicitante en una vivienda aun careciendo de título jurídico habilitante de ocupación de vivienda, con el requisito exigido de la comprobación efectiva del domicilio habitual del inscrito a través de un informe policial.

Ordenanza del taxi. El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, informó de que el nuevo jefe de servicio va a estudiar el planeamiento técnico de la recientemente aprobada ordenanza reguladora del sector del taxi, donde “puede haber modificaciones” en algunos aspectos “para corregirla o mejorarla. IU denunció que la nueva ordenanza establece como falta muy grave prestar servicio los días de descanso, lo que se sanciona con la retirada definitiva del permiso municipal de conducir.

Depuradora. Cuestionado por Sí se puede, Dámaso Arteaga respondió que el Ayuntamiento está trabajando en un plan de etapas sobre la depuradora de Buenos Aires que entregará a la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias dentro del plazo previsto, en el contexto de la nueva autorización para el vertido de aguas en la zona de Cabo Llanos. El edil recordó que el plan no recoge que las aguas de la estación de bombeo de Cabo Llanos se lleven hasta la depuradora, pues, según explicó, un informe técnico de dos ingenieros afirma que “es desaconsejable sobrecargar más las actuales instalaciones, so pena de incumplir la normativa de la UE”. “La solución definitiva -afirmó- pasa por la ampliación de la depuradora, cuyo proyecto ya está en información pública y que cuenta con partida para 2016 en los presupuestos del Estado”. Asimismo, cuestionado sobre por qué no se acordó con la empresa Sacyr destinar la inversión prevista para la mejora de la desaladora a la ampliación de la depuradora, el edil apuntó que hubiese supuesto “meternos en un pleito”.