tribuna

Colombinas, nueva etapa – Por Casimiro Curbelo *

Superamos ya el medio siglo de celebración de las fiestas Colombinas. La ocasión en la que cada año La Gomera reflexiona sobre el papel que le tocó jugar en la Historia -con mayúsculas- de la Humanidad. Es una parada obligatoria que llevamos a cabo con satisfacción, en la que dedicamos un tiempo a analizar la importancia que nuestra Isla adquirió en la participación en un Gesta que cambió el devenir del mundo. Celebramos y estudiamos un hecho histórico de relevancia indudable: Nuestra tierra fue la última que pisó Cristóbal Colón antes de llegar a las Indias. La Gomera suministró agua y víveres al Descubridor y por lo tanto se convirtió en una pieza fundamental a la hora de lograr que la epopeya concluyera con éxito.

Ésta será la segunda ocasión en la que las fiestas Colombinas se desarrollarán con un nuevo formato. Reducimos días y simplificamos los actos pero sin perder en ningún momento su importancia y esencia primordial. Creemos que la época de dificultades económicas y sociales que atravesamos no son las más indicadas para recaer en fastos, por muy trascendentales que sean.

Consideramos que no sólo no es negativo, sino incluso conveniente, que los actos se resuman a su contenido más puro. Pensamos que no tiene nada de malo y no hay que tener miedo a introducir variaciones como el cambio de escenario de la plaza de la Asunción a la Torre del Conde. El año pasado y el actual hemos optado por concretar los actos y en incidir en el carácter cultural y simbólico de las celebraciones, dado el éxito que registramos en 2014. Las Colombinas son la ocasión en la que llegan a nuestra Isla las principales autoridades regionales en la figura del presidente del Gobierno de Canarias y del Parlamento, quienes con su presencia ratifican la importancia de las fiestas. En esta ocasión nos hemos marcado como objetivo perfilar y mejorar el nuevo formato con el que comenzamos a andar el año pasado. Para ello nada mejor que contar con un invitado de lujo, de indudable peso y trascendencia como es don José Ramón Navarro Miranda presidente de la Audiencia Nacional.

Pese a las modificaciones introducidas, continúa un año más la cátedra José Aguiar que durante una semana analiza en profundidad aspectos de nuestra historia. En cada edición desmenuzamos un nuevo capítulo inédito del devenir de La Gomera con la participación de grandes investigadores de las islas. El año pasado hablamos sobre la historia del puerto, sobre el mural que se encuentra en la iglesia de la Asunción de San Sebastián, o sobre la obra del pintor natural de Agulo….Estoy seguro que en esta ocasión volveremos a asombrarnos con el resultado de las investigaciones que arrojarán nueva luz sobre capítulos desconocidos de la realidad insular. Tan pequeña pero a la vez tan sorprendente.

Hemos elaborado un programa con mucho respeto por estas festividades que se convierten en el centro de la vida de nuestra Isla. En esta ocasión trabajamos codo a codo con el Ayuntamiento de San Sebastián como reflejo de la estrecha colaboración institucional que existe entre ambas instituciones. Y estoy seguro de que esta armonía será percibida por todos. El programa está repleto de actividades como exposiciones, actuaciones musicales o conferencias. Arrancamos el 1 de septiembre con la inauguración de una muestra de tallas de madera de Pedro Trujillo Cruz.  Dos días más tarde hicimos lo propio con otra exposición del artista, Luis Alberto Hernández en la sala del Cabildo en la que siempre acogemos con alegría las propuestas de este pintor gomero que ya es universal.

El sábado día 5 tuvo lugar la degustación de productos iberoamericanos, un acto que llega a su cuarta edición con gran aceptación por parte de todos los participantes. Y finalmente el domingo seis de septiembre entorno a la Torre del Conde nos unimos para recordar nuestra participación en la historia de la Humanidad. Este día es la cita elegida para que los gomeros recordemos y festejemos el papel, sin duda primordial, que jugamos en la historia del mundo. A veces de tanto oír hablar sobre estas cuestiones podemos llegar a perder la perspectiva. De ahí la necesidad de que cada año nos detengamos durante unas fechas simplemente para reflexionar y celebrar. Porque ambas cosas son totalmente complementarias.

*Presidente del Cabildo de La Gomera