la orotava

Comienzan los trabajos para retomar el Plan General

Francisco Linares y Narciso Pérez analizan el documento. | DA
Francisco Linares y Narciso Pérez analizan el documento. | DA

El Gobierno de Canarias adjudicó recientemente la redacción del documento de Aprobación Inicial y Memoria Ambiental del Plan General (PGO) de La Orotava, cuyas líneas maestras estarán listas a finales de año para iniciar el acercamiento con vecinos y asociaciones y valorar sus aportaciones al documento.

Tras la publicación del avance y la presentación de sugerencias, el grupo de gobierno se comprometió a no avanzar más este plan, dada la cercanía de las elecciones, para que fuese la nueva Corporación la que retomase esta labor. Cumpliendo con lo prometido, con el arranque de este mandato, “nos ponemos a trabajar de nuevo en uno de los documentos más importantes para el futuro de la ciudad y que debe nacer con el mayor consenso posible”, subraya el alcalde, Francisco Linares.

La idea es tener en 2020 una Orotava “sostenible en la que prime la calidad medioambiental”. A su juicio, el desarrollo de los municipios “tiene que adaptarse a los tiempos actuales”, ya que en caso contrario los responsables políticos “condenarán al ostracismo y al olvido a ciudades de Canarias”. La apuesta de los nacionalistas es hacer un PGO “realista, eficiente, eficaz, austero y que pueda cumplirse”, recalca el mandatario.

El 30 de abril de 2013, el Pleno municipal adoptó el acuerdo respecto a la formulación, tramitación y aprobación con carácter supletorio del PGO, mediante convenio con el Gobierno de Canarias. Esta medida ha supuesto un ahorro económico importante para las arcas municipales al ser el Gobierno de Canarias la administración que sufraga el coste de los trabajos.

El concejal de Ordenación del Territorio, Narciso Pérez, anuncia que la primera labor es estudiar todas las sugerencias presentadas por los vecinos y colectivos para su posible encaje en el documento sobre el que se trabajará a partir de ahora.

La redacción del documento de aprobación inicial es mucho más compleja que el avance, ya que requiere bajar al detalle de las diversas circunstancias que pueda tener cada barrio o zona. El grupo de gobierno propiciará la participación de los vecinos para que el resultado final sea el que los ciudadanos quieran. De igual forma, se mantendrá un calendario de trabajo con las diferentes fuerzas políticas de la Corporación municipal.

Se desclasificarán unos 400.000 metros cuadrados de suelo urbanizable para destinarlo a rústico. Se augura que la medida contribuirá a activar iniciativas que impulsarán la economía local y fomentará la creación de nuevos tipos de empleo.