SAN MIGUEL DE ABONA

Cruz Roja advierte sobre la escasez de alimentos para ayudas en el Sur

Imagen de archivo de una recogida de alimentos en el Sur . / DA
Imagen de archivo de una recogida de alimentos en el Sur . / DA

“Ahora estamos bajo mínimos en cuanto a alimentos; apenas quedan existencias para atender la demanda”. Las palabras del presidente de Cruz Roja en la comarca de Abona advierten sobre la realidad social que afrontan numerosas familias en el Sur sin los mínimos recursos económicos. Benito Hernández Barrera afirma que los últimos víveres provenientes del Fondo de Ayuda Europea (FEGA), que tiene como objetivo asistir a las personas más desfavorecidas y financiado en un 85% por la Unión Europea, han sido repartidas entre 250 familias de esta zona de la Isla. Para remontar la situación Cruz Roja confía ahora en acciones como el día de la Banderita, previsto para el mes de octubre, o las tradicionales participaciones para la Lotería de Navidad. Estas medidas, a las que hay que sumar las aportaciones ocasionales de empresas y particulares en las asambleas, tendrán como misión la adquisición de alimentos. “La comida sigue siendo la principal demanda, más que ninguna otra”, apunta Hernández Barrera. Su labor a pie de calle y su radio de acción, que abarca los municipios de Arona, Granadilla, Vilaflor, San Miguel y Arico, suponen un termómetro casi infalible que constata la lenta transición entre la crisis y un escenario económico algo más benigno. “La gente sigue sin llegar a final de mes. La ayuda no desciende; por aquí vienen familias enteras muy jóvenes, padres y madres con sus hijos, desesperados después de perder su trabajo; es muy raro encontrar a personas solteras entre los demandantes de ayudas”, relata.

Septiembre y octubre son meses de intenso trabajo para Cruz Roja. La urgencia actualmente apunta a los colegios. Gran parte de los esfuerzos se centran estos días en repartir material escolar entre las familias menos pudientes. Una aportación de la Fundación DISA, que ha cedido para la comarca sur 500 mochilas equipadas con material escolar, permitirá a otros tantos niños de Infantil, Primaria y Secundaria empezar el curso con normalidad. El 90% del reparto, previsto para esta semana, se hace en coordinación con los servicios sociales de los ayuntamientos y el 10% restante corresponde a las demandas que recibe directamente Cruz Roja y que tramita una trabajadora social. Pero la solidaridad con los más pequeños va más allá. Cruz Roja se vuelca actualmente en la distribución de desayunos para los centros escolares. Los voluntarios de esta ONG realizan cada martes una entrega a los colegios para que estos, a su vez, se encarguen de repartir entre los niños que asisten a clase en ayunas. Se trata de unos pack con bocadillo o sándwich, zumo y alguna fruta. “Lamentablemente, son más niños de los que pensamos los que van cada mañana a clase sin nada en el estómago”, lamenta.

El núcleo de San Isidro, en Granadilla, es hoy el epicentro del sismo de la pobreza en función de la actividad desplegada por la ONG: “Es una zona donde residen bastantes inmigrantes y muchos de ellos han perdido su trabajo; ahí estamos volcados desde hace un tiempo. Todos los días. Casi no damos abasto”.

El presidente comarcal recordó que cualquier persona que quiera hacer una aportación, ya sea de alimentos o económica, se puede dirigir a las asambleas de San Isidro, Las Galletas o San Miguel de Abona.

Reparto solidario durante un año

-2.500 familias han pasado por los puntos de actividad de Cruz Roja en la comarca sur y se han beneficiado de alguna ayuda en el último año. Los números no dejan dudas sobre el papel que desempeña esta ONG y las penurias generadas por la crisis.

-500 usuarios percibieron alguna ayuda (kits, hombre, mujer, familiar y del hogar) .

-475 familias se beneficiaron de alimentos del FEGA (Fondo Europeo de Ayuda) en Arona, Granadilla y Arico. Estos fondos, en el caso de San Miguel, los gestiona directamente el Ayuntamiento.

-300 hogares se convirtieron en el destino de los alimentos procedentes de donaciones de La Caixa y acciones solidarias.

-180 familias recibieron una tarjeta para adquirir alimentos en supermercados.

-200 usuarios accedieron a algún lote de material escolar. En este capítulo hay que añadir los 110 repartos de desayunos escolares entre julio y agosto.

-200 familias pudieron optar al reparto de ropa en los centros de San Isidro, San Miguel y Las Galletas.

-50 hogares obtuvieron ayudas para alquiler o luz por valor de 15.000 euros. El resto de atenciones se dividió entre ayuda psicológica (500), clases de alfabetización (60), clases de español (24) y talleres de orientación laboral y habilidades sociales (65).