economía

Dos tinerfeños facturan 4 millones con una conocida marca de gafas

Dani Reyes y Alejandro Hernández / DA
Alejandro Hernández y Daniel Reyes / DA

Daniel Reyes y Alejandro Hernández, de 25 y 26 años respectivamente, son dos jóvenes tinerfeños que se están haciendo un hueco a pasos agigantados en el mundo del marketing online. En la actualidad colaboran con la marca OCEAN sunglasses, con la que han facturado 4 millones de euros en lo que va de año y ya desarrollan una nueva marca de gafas de sol, Paloalto.

2014 es un año que nunca se olvidará en Dale, agencia de la que son propietarios Daniel y Alejandro. El interés de una empresa vasco – francesa fue el primer paso para conseguir el mayor logro de la agencia hasta la fecha. El objetivo era claro, mejorar la imagen de una de sus marcas, Ocean sunglasses. Pues manos a la obra. “Todo proceso creativo lleva un trabajo de estudio detrás antes de crear nada. Se estudia el mercado, los puntos fuertes y débiles y se van marcando objetivos”, explica Alejandro. El primer paso, realizar un restyling, lo que significa mejorar la imagen de los productos. Luego la concentración se puso en crear un nuevo sitio web de venta online basado en cuatro puntos fundamentales si de vender en internet hablamos: diseño, SEO, estrategia comunicativa y conversión en ventas. Esa es la fórmula, que está al alcance de todos, pero no todos lo consiguen. “Posiblemente lo que más trabajo ha costado es la creación de un portal web potente que nos permita vender en todo el mundo gran cantidad de productos y que nos proporcione una buena conversión de ventas. El cambio de imagen nos ha dado frescura y nos permitió enfatizar en objetivos concretos, como conseguir una marca más técnica y elegante”. Todo este proceso bajo el sello de Dale, que al estar un rato junto a Dani y Ale, de sus priemras letras nace el nombre de la agencia, uno se da cuenta que es el máximo cuidado de los detalles. ¿El resultado final? En menos de un año, OCEAN sunglasses ha pasado de facturar un millón de euros a cuatro, vender 200.000 gafas por todo el mundo y contar con más de 20 deportistas de élite que son imagen de la marca, donde destacan Gisela Pulido en kitesurf o el regatista Iker Martínez.

Paloalto, su siguiente meta

Tras el éxito conseguido llega un nuevo producto. Una nueva marca donde participan junto a un grupo de creativos cercanos a ellos. Una marca más casual que ya lucen en países como Italia, Francia, Portugal, Estados Unidos o Emiratos Árabes. “Nuestro objetivo con este proyecto es el que siempre nos hemos marcado. Romper fronteras enseñando a la gente lo que sabemos hacer. Nos gusta ponernos retos nuevos y disfrutar con nuestro trabajo. Esta marca es un poco eso, transmitir y vender lo que nos gusta”, finalizó así Dani una entrevista en sus oficinas en La Laguna.

¿Cómo empezó todo?

Dale es la historia de cómo dos creativos tinerfeños han conseguido posicionarse laboralmente dentro del mundo del diseño y la imagen en Internet a base de constancia y sacrificio, donde ningún detalle pasa por alto en un proceso laboral del cual disfrutan cada segundo. “Nuestros proyectos son como hijos que vemos nacer, crecer y en ocasiones morir, lo que nos apena. La sensación de ver nuestros trabajos en la calle o sentir la admiración de la gente cuando los ve es muy confortable”, explica Dani Reyes. Su compañero en este viaje que empezaron en 2011 es Alejandro Hernández. “Recuerdo el primer trabajo que realizamos y lo hago con cariño y agradecimiento, porque en aquel momento no teníamos una experiencia contrastada. Fue para el Mencey Spa & Wellness y el buen resultado nos abrió las primeras puertas”. En ese momento, Dani y Ale eran dos jóvenes de 21 y 22 años de edad y al mismo tiempo que le dedicaban horas y horas a crear la agencia, se formaban como creativo el primero y diseñador gráfico y web el segundo. “La formación es básica y más si quieres emprender un proyecto. Es lo que marca la diferencia. Siempre hemos tenido claro invertir en formación para ir siempre a más en nuestras prestaciones. Lo hacemos con ambición y sin pereza porque no sentimos que trabajamos, sino que disfrutamos haciendo algo que nos gusta”, confiesa Alejandro. Pero no fue tan fácil como lo explican ahora estos tinerfeños.. ¿Una agencia? ¿Formada por dos chicos tan jóvenes? La crisis… Sin embargo la mejor carta de presentación era el trabajo realizado con anterioridad, y por ahí entró el equipo de fútbol de la Real Sociedad, Blondy Wetsuits, el Gran Canaria Wind & Waves Festival o el Gobierno de Canarias. Nuevos clientes y proyectos. En la actualidad, Dale, como otras muchas agencias de esta naturaleza, trabaja para clientes de diferentes partes del planeta. En este ‘juego’ no hay fronteras e internet es la mejor herramienta.