sucesos

España se endeuda para pagar los sellados en el Oleg Najdenov

El pesquero ilegal, con el incendio ya sofocado y poco antes de irse a pique al sur de Gran Canaria. | SM
El pesquero ilegal, con el incendio ya sofocado y poco antes de irse a pique al sur de Gran Canaria. | SM

Los 31,04 millones de euros que el Gobierno de España se comprometió a pagar a una multinacional para que sellara los tanques del pesquero ruso Oleg Najdenov, cuyo hundimiento junto a Gran Canaria causó una alerta ambiental el pasado mes de abril, saldrán del endeudamiento extraordinario previsto, fundamentalmente, para abonar la paga extra que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy suspendió a los funcionarios y que corresponde a la Navidad de 2012. Así consta en la información facilitada desde el propio Gobierno, concretamente en la memoria de impacto que acompaña al decreto ley por el que entrará en vigor esta medida el próximo mes.

El Ministerio de Fomento adelantó en su día que había contratado para el sellado de los tanques de la referida embarcación, hundida con unos 1.400 toneladas de fuel a bordo, a la multinacional Ardent, que es resultado de la fusión de dos gigantes del sector del salvamento marítimo, la estadounidense Titan Salvage y la holandesa Svitzer Salvage.

COMO MÍNIMO 41 MILLONES
A estos 31,04 millones hay que sumarle otros 10 que se dispusieron en una partida extraordinaria aprobada por el Consejo de Ministros en mayo pasado para los gastos propios de Salvamento Marítimo, así como para pagar a la empresa que taponó las mayores fisuras, la compañía noruega Otech.

En cuanto al hecho de que se contratasen a dos empresas distintas para los trabajos de sellado, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, explicó en su día que se había seleccionado a la multinacional Ardent porque era la que antes estaba en disposición de colocar sobre el barco las campanas submarinas para recoger el fuel, trabajo realizado a 2.700 metros de profundidad.

El barco, un pesquero ilegal, se incendió en el Puerto de la Luz y de Las Palmas. Tras una serie de decisiones erróneas, acabó hundiéndose cuatro días después.