POLÍTICA

La federal del PSOE expedienta a los tres concejales de La Frontera

José Miguel Pérez, secretario general del PSOE de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ
José Miguel Pérez, secretario general del PSOE de Canarias. / SERGIO MÉNDEZ

La ejecutiva regional del PSOE admite que no sabe qué hacer para arreglar lo de El Hierro sin quedar mal con los compañeros de la isla del meridiano ni con sus socios de CC. Ayer tuvo conocimiento de que la dirección federal socialista había abierto un expediente disciplinario a los tres concejales de La Frontera que han promovido, junto a UF, una moción de censura contra Melissa Armas (AHI-CC). Con los estatutos de funcionamiento interno en la mano, la probabilidad de que el conflicto se resuelva antes del sábado, cuando está previsto que se vote la iniciativa, es de una entre un millón.

La notificación llegaba el mismo día en que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, recibía en la sede de Ferraz al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. La cadena SER difundió que el anfitrión trasladó a su interlocutor de CC la intención de iniciar “el proceso de expulsión”.

Por la tarde, en una comparecencia ante los medios de comunicación, José Miguel Pérez, secretario general del PSOE canario y miembro de la federal, procuró no afear el comportamiento de los herreños. Es más, tras renovar la “validez” del pacto y expresar la “inequívoca” disposición a trabajar en la solución de los problemas que vayan surgiendo, Pérez insistió en la idea de que, “son más los incumplimientos de CC” que los del PSOE. “Está escrito”, enfatizó.

El líder de los socialistas herreños, Alpidio Armas, no asistió a la reunión por motivos de agenda. Sin embargo, ha dejado claro por activa y por pasiva que ningún “artilugio” alterará el rumbo. En tales circunstancias, advierte de que si echan a los ediles habría una desbandada en el partido. Afianzados en su convencimiento, Armas y los suyos adoptaron la decisión asumiendo “todas las consecuencias”.

Hernández: “Es un escándalo inadmisible”

La vicepresidenta del Gobierno de Canarias y consejera de Empleo, Vivienda y Políticas Sociales, Patricia Hernández (PSOE), calificó ayer de “inadmisible” que el pacto regional pueda romperse por problemas en determinados ayuntamientos. En una entrevista concedida a la cadena SER, Hernández recalcó que es un “escándalo” y una “irresponsabilidad” que se ponga en riesgo el acuerdo entre CC y el PSOE, que “se consideraba bueno” para el Archipiélago. En su entender, un programa “completo” no se puede “tambalear” por discrepancias en un municipio concreto, en la actualidad en La Frontera donde, reconoció, los pactos son “especialmente complicados”, puesto “nadie se pone de acuerdo con nadie”.