la orotava

La Feria de Pinolere registra este año menos visitas pero más ventas

La Feria Regional de Artesanía de Pinolere se desarrolló entre los días 4 y 6 de septiembre. / SERGIO MÉNDEZ
La Feria Regional de Artesanía de Pinolere se desarrolló entre los días 4 y 6 de septiembre. / SERGIO MÉNDEZ

Menos visitas pero más ventas de los artesanos y más personas que utilizaron el transporte público para acceder al parque etnográfico durante los tres días que duró la Feria Regional de Pinolere. Estos datos, confirmados por el gerente de la Asociación Cultural, Jesús García, dejan claro que la muestra “tiene que reinventarse” y en esa dirección caminan sus organizadores.

Especifica que el incremento fue solo de 200 personas. El número total de visitantes rozó las 20.000, una cifra similar a la del año pasado pero que no alcanza aquellas épocas doradas en las que acudían más de 24.000. “El año pasado hubo un bajón como consecuencia de la Vuelta Ciclista Isla de Tenerife que obligó a cerrar la carretera y lo hemos mantenido. Hay un número significativo que sigue siendo fiel a la muestra y representa una cifra importante. Aún así, siempre se espera un poquito más”, confiesa.

Sin embargo, el registro de ventas ha sido mayor, al menos para una gran parte de los artesanos. Así se lo trasladaron los feriantes y la Asociación también pudo constatarlo en el punto de información, donde se dispone de un datáfono gratuito que pueden utilizar todos los feriantes para vender con tarjeta de crédito. Este tipo de operaciones aumentó un 40% y eso implica que los artesanos han vendido más. Como ejemplo, cita que la primera venta se realizó el viernes a las 10.30 horas, minutos después de la inauguración, y fue una mantelería tradicional por valor de 600 euros.

Otra cifra que aumentó este año fue la de las personas que accedieron al recinto en transporte público, tanto en las guaguas de la empresa pública TITSA como taxis. El uso de las primeras era gratuito mientras que los usuarios de los segundos tenían un descuento del 50% en el precio de la entrada al mostrar la factura del servicio. “Fueron 2.500 personas, más del 20% del número total de visitantes”, precisa el gerente.

Una semana después del evento, los responsables de la Asociación Cultural analizan los resultados de este año y trabajan con una serie de ideas e iniciativas para poder darle un nuevo enfoque a la feria en 2016. Según García, la combinación artesanía-gastronomía “funciona muy bien”, según le transmitieron los propios artesanos y seguramente se irá en esa línea.

“Vamos encaminados hacia el disfrute de la gastronomía. Ya este año intentamos hacer algo y ese aspecto iremos trabajando en el futuro. Sobre todo, teniendo en cuenta que el parque etnográfico es un atractivo por sí mismo para disfrutar y eso hay que aprovecharlo”, declara.

Por último, García recalca que Pinolere siempre ha intentado innovar, presentar cosas nuevas, pero quizás las ferias de artesanía en general “estén tocadas” y por eso hay que trabajar muy bien para mantenerlas.