superconfidencial

Fibra óptica

1. Mi amigo Paco Velasco, que trabaja para Movistar, obró el milagro de que me pusieran la fibra óptica en un santiamén. No me había acordado de llamarlo y para mí era vital la fibra, el Imagenio y todo eso. Al final lo hice, una gozada el resultado. Es muy bueno tener amigos en todas partes. Hay una cola tremenda para la fibra. Hay fiebre de 307 megas, que es la velocidad que ahora marca el ordenata. Joder, qué fuerte, Paco Padrón trabaja con una y media en su casa de La Laguna. Casi me muero de la risa. La fibra óptica en Canarias ha ido poco a poco y nos hemos retrasado mucho con relación a otros lugares de España. Pero, por fin, ha llegado y entra como un cañón. Supongo que dentro de un año irá todavía más rápida, esto es imparable. El otro día me enteré de que un dron puede volar desde Sudáfrica a Irak sin repostar, sin abastecerse de la energía con la que vuela, que no sé si es combustible líquido, combustible sólido o energía solar. No tengo ni idea.

2. Tenía un cabreo contenido desde hace meses. Y tenía también mis motivos, pero uno de ellos, inconfesable, lo voy a contar. Resulta que de tanto darle a la escritura había borrado las letras de varias teclas. Y a pesar de mis 44 años en la profesión, sigo escribiendo con dos dedos -muy deprisa, esto sí- y me es imposible hacerlo sin mirar al teclado. Y me equivocaba constantemente y me iba cabreando cada día más, pero es que sentía una pasión irrefrenable por mi Logitech. Al final me decidí y este fin de semana me compré otro teclado, le puse los cuernos al maltrecho amigo de años. Y, joder, qué maravilla. Este teclado va rápido, con sus letras impolutas y apenas me equivoco al escribir. Doy gracias a Dios.

3. He enmarcado y colgado un regalo que me hizo en Carnavales mi buen amigo el pintor Alejandro Tosco: su cartel del Carnaval 2015, en una prueba de autor que le agradezco mucho. Admiro mucho a Alejandro, un excelente pintor que tiene un sentido muy especial del color y de sus matices. La gente se queda mirando el cuadro, porque realmente es muy bonito. No lo había enmarcado hasta ahora, pero ha valido la pena.
achaves@radioranilla.com