natación

Jonathan logra el reto

Jonathan García, durante la travesía. | DA
Jonathan García, durante la travesía. | DA

Jonathan García cumplió su objetivo. El nadador tinerfeño que arrastra consigo una bonita historia de superación personal y deportiva, dejó atrás todos los obstáculos posibles que encontró en el recorrido de 110 kilómetros entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, incluido un principio de hipotermina que le tuvo al borde del abandono.

Jonathan se enfundó el neopreno, selló todas las vías de agua posibles para que esta afectara lo mínimo a su anatomía y se lanzó al agua y emprendió la aventura que tenía preparada y prevista desde hace mucho tiempo. Atrás quedaron sus retos de menor calado que el que había iniciado, algunos de ellos incompletos por problemas burocráticos.

Tenerife quedó atrás bien pronto y a buen ritmo se fue adentrando cada vez más en un Atlántico donde no estuvo solo. Jonathan gozó con la compañía de un tiburón martillo y de algunas ballenas que encontró durante su batalla contra el mar y, sobre todo, contra las fuertes corrientes a las que tuvo que hacer frente.

Ese sobre esfuerzo le pasó factura cuando apenas le quedaba nada para completar el reto. El nadador tinerfeño entró en hipotermia, tuvo que ser atendido en uno de los barcos de la organización donde se recuperó después de que los servicios de emergencia le cogieran una vía intravenosa.

Jonathan volvió al mar para afrontar los tres últimos kilómetros de travesía. Poco más tarde ya se le avistó en la zona de La Puntilla, en la Playa de Las Canteras, desde donde recibió todo el apoyo posible para culminar su hazaña. El reto se había completado.