sucesos

Jornada de incidentes por la lluvia matutina y la niebla vespertina

Todo apunta a que el aquaplanning ocasionó este vuelco. | L. J. Bomberos actuaron en el choque de guaguas. | BOMBEROSTENERIFE La colisión en la Vía Ronda fue frontolateral. | DA
<
>
Todo apunta a que el aquaplanning ocasionó este vuelco. | L. J.

Como ya resulta tradicional en la Isla de Tenerife, basta con que la lluvia haga acto de presencia para que la siniestralidad vial se dispare. Si a ello le unimos que por la tarde cayó la niebla en Los Rodeos y que la visibilidad tampoco era la adecuada en Los Cancajos, la conjunción de estas adversidades atmosféricas se tradujo en una fuente de problemas para la ciudadanía y mucho ajetreo para los servicios de emergencias.

Un primer balance de lo ocurrido ayer entre Tenerife y La Palma pasa por al menos ocho heridos de distinta consideración por dos accidentes de tráfico y hasta 27 vuelos que no llegaron al destino previsto, de los que tres ni siquiera llegaron a abandonar el aeródromo palmero.

Sobre lo acaecido en nuestras carreteras, las lluvias caídas por la mañana en buena parte de Tenerife están relacionadas de un modo u otro con los accidentes acaecidos.

Sin duda el accidente más grave fue el que tuvo lugar en la Vía de Ronda (La Laguna) a primera hora, en el que dos vehículos chocaron frontolateralmente. Como consecuencia del impacto, que tuvo lugar minutos antes de las ocho de la mañana, un hombre y una mujer, ambos de 40 años, sufieron sendos traumatismos de que en primera instancia fueron considerados como de carácter menos grave. En el caso del varón el golpe fue en el tórax, mientras que en el de la mujer fue en la zona lumbar, además de presentar una herida en el cráneo. Se da la circunstancia de que efectivos del Consorcio Insular de Bomberos tuvieron que forzar las puertas de uno de los vehículos implicados para que pudieran actuar los sanitarios del Servicio de Urgencias Canario.

Ambos fueron hospitalizados, en información facilitada por el Cecoes 1-1-2.

En menos de una hora tuvo lugar el siniestro más llamativo, ya que todavía no habían dado las nueve menos cuarto de la mañana cuando dos guaguas colisionaban en la autopista del Sur (TF-1) a la altura del aeropuerto Reina Sofía. También fue el 1-1-2 el que detalló que hasta seis personas resultaron heridas, todas ellas de carácter leve, al chocar los dos vehículos, uno perteneciente a la flota de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) y otra de transporte discrecional. Los afectados fueron un hombre de 50 años con traumatismo en miembro inferior y cervicalgia; una mujer de 35 años con cervicalgia; un hombre de 50 con traumatismo lumbar y cervicalgia; un joven de 24 años con cervicalgia; otro de 19 con contusión en miembro inferior, y una mujer de 48 años con cervicalgia. Los bomberos liberaron las salidas de emergencia.

De resto, algunos sustos, todos sin más consecuencia que recurrir a chapa y pintura. Entre ellos citar a una colisión por alcance entre cuatro vehículos en un túnel de la TF-5 cerca del Padre Anchieta, el vuelco lateral de un vehículo de la Guardia Civil en la entrada al muelle de Santa Cruz de Tenerife y un golpe entre dos coches en el capitalino cruce de Venezuela con Islas Canarias.

En cuanto a los vuelos, hasta 27 resultaron afectados, cuatro de ellos cancelados. La mayoría fue desviada al Reina Sofía desde Los Rodeos por la tarde, mientras que los otros siete (que incluyen a los cuatro cancelados) tenían como origen o destino La Palma. Curiosamente, uno que iba a la Isla Bonita acabó en Fuerteventura. La mayoría eran locales pero también figura varios peninsulares y hasta uno que venía de Düsseldorf.