CUANDO FUIMOS LOS MEJORES

Josama Alen, héroe en Dinan

El equipo italiano era favorito en la gran final |DA Los tinerfeños eliminaron al Blanes en la semifinal| DA El Patín Tenerife logró el primer y único título continental de su historia en sus casi 40 años de existencia| DA
<
>
El Patín Tenerife logró el primer y único título continental de su historia en sus casi 40 años de existencia| DA

El cambio de milenio trajo un momento dorado para el deporte insular. En Tenerife, durante el fin de semana, se podía ver deporte de élite casi de cada modalidad deportiva, también de algunas como el hockey, muy concentradas en Cataluña y que tuvo en la Isla a un equipo capaz de desafiar a los mejores conjuntos del estado: el Patín Tenerife.

De la mano de Federico Almenar el Pancho Camurria, que durante tanto tiempo pidió acondicionar el club, fue el escenario de algunos de los mejores momentos de la historia reciente del deporte insular, una historia que viviría su momento álgido el 20 de abril de 2008.

Dinan, una comuna francesa situada del departamento Côtes-d’Armor, fue el escenario de la Final a Cuatro de la Copa CERS, la segunda competición en importancia del Comité Européen de Rink-Hockey (CERH). Hasta allí llegó, contra todo pronóstico, el Patín Tenerife, que en la primera semifinal se deshizo del Blanes por 5-3.

Eddy Nicoletti, recordado portero, Sergio Burgoa o Jordi Creus destacaban en una plantilla comandada por Mateo de Ramón, técnico catalán y uno de los grandes responsables de que Tenerife tuviera un sitio en la élite europea del hockey patines.

La sola clasificación para la Final a Cuatro ya era un éxito sin precedentes, por lo que lograr medirse en la gran final al Valdagno italiano era todo un sueño para los insulares que, con todo, tenían claro que querían dar el último paso. Los transalpinos eran los grandes favoritos al título final tras haber eliminado al Lloret, la calidad de su plantilla quedaría demostrada en la gran final.

En un trepidante encuentro,a falta de solo cinco minutos para que acabara el mismo, el Valdagno ganaba por 4-2. Fue entonces cuando los tantos de Josama Alen y Xavi Costa lograron empatar la contienda. Los tinerfeños se habían repuesto así a la reacción italiana, que después de encontrarse con un 0-2 en contra lograron anotar cuatro tantos de manera consecutiva.

Nadie arriesgó en la prórroga, debido a que por aquel entonces existía el gol de oro que podía dejar sin título a cualquier equipo con solo cometer un error, por lo que la Copa CERS de aquel año se decidiría en los penaltis. Entonces apareció Nicoletti, cediendo solo un gol en los nueve intentos de los que dispusieron los italianos para que Josama Alen, con un tanto, diera el histórico título a los chicharreros.