la laguna

Muvisa baraja el alquiler social como opción para los pisos vacíos

Del centenar de viviendas que se construyeron en Geneto, aún quedan unas 50 por vender. | DA
Del centenar de viviendas que se construyeron en Geneto, aún quedan unas 50 por vender. | DA

La Sociedad Municipal de Vivienda (Muvisa) del Ayuntamiento de La Laguna estudia en estos momentos cuál es la mejor opción para que se ocupen cuanto antes las viviendas de promoción pública que aún tiene vacías, aproximadamente unas 50 en la zona de Geneto.

La concejal lagunera del área, Flora Marrero, explicó que “tenemos varias posibilidades encima de la mesa”, como seguir con la opción de la venta de los inmuebles o aplicar la idea de los alquileres sociales. “Aún no tenemos ninguna decisión tomada porque hay que ver muchos parámetros, la demanda, los presupuestos, y también hablar con Visocan. Pero vamos a tomar una decisión pronto porque queremos que ya sean ocupadas”, añadió la edil.

El bloque principal de las viviendas vacías está en Geneto, donde aún quedan unas 50 sin vender, de las cien que Muvisa construyó allí, que son las “más urgentes” por ocupar, explicó Flora Marrero.
La sociedad municipal siempre ha sido más partidaria de la venta de estos edificios que del alquiler social. De hecho, el anterior concejal del área, Antonio Pérez Godiño, afirmaba a finales del año pasado que estas viviendas “tienen vocación de venta y no de alquiler”. Por ello se han realizado ya varias rebajas sobre el precio original, en torno al 30%-40%, para estimular su venta que, aún así, iba “gota a gota”, apuntó en edil de aquel entonces. Motivo por el que, quizás, la opción del alquiler social sea ahora más plausible.

“HOJA DE RUTA MUY SOCIAL”
Flora Marrero destacó que el equipo de gobierno se ha marcado “una hoja de ruta muy social que estamos llevando acabo” y apuntó que, en estos momentos, “hay que tomar decisiones sobre nuestra política de Vivienda para los próximos cuatro años”.

La concejal recordó la moción que se aprobó en el pleno de la pasada semana por la que el Ayuntamiento se compromete a continuar los contactos con las entidades bancarias para seguir avanzando en la dotación y gestión de un parque de viviendas sociales y en el impulso de un servicio de intermediación hipotecaria para las familias.