superconfidencial

Ocurrió en La Gomera

1. El propietario de un bar de cierto pueblo gomero acaba de ser padre y cerró su negocio para disfrutar de este regalo del Cielo. Para dar cuenta a los parroquianos de la grata nueva, y al tiempo justificar el cierre temporal del negocio, colocó un cartel en la puerta, con el siguiente texto: “Cerrado hasta el día 15, por paternidad”. Hasta ahí, todo normal. Pero he aquí que un cachondo del pueblo, seguramente gozando de los efluvios de una buena borrachera, con nocturnidad y cierta alevosía, se acercó a la puerta del bar y colocó debajo otro cartel, con el texto que sigue: “David, abre el bar; el niño no es tuyo”. La que se ha montado en el pueblo no es normal y el cachondeo es de los que hacen época.

2. Esta anécdota absolutamente cierta, que me refiere un amigo, me hace recordar lo que le ocurrió, allá por los setenta, a un muy cuestionado presidente de un Cabildo de cierta isla, que tuvo un hijo fuera del matrimonio, aunque realmente no sé en qué quedó todo aquello. Eran los tiempos convulsos de la Transición y el hombre estaba muy cuestionado por los ciudadanos; era un político combativo, polémico y su desliz amoroso fue muy comentado y se extendió como la espuma. En la isla, con anterioridad a que se supiera lo del retoño, aparecieron grafitis pidiendo la dimisión del político. Uno de ellos, enorme, había sido pintado frente al Cabildo que el hombre gobernaba con acierto desigual: “Gerardo, dimite”, decía. Y a un cachondo no se le ocurrió otra cosa que añadir, debajo de la citada leyenda: “Hazlo por el niño”.

3. En los tiempos en que yo iba mucho a Venezuela conocí a un funerario con mucha imaginación, que había reconvertido el negocio y buscaba un nombre nuevo para el mismo. Lo bautizó como “La última morada”, pero como su clientela era mayormente rica y sofisticada -su negocio estaba en uno de los barrios buenos de Caracas- tradujo el nombre al francés: La dernière maison. Tuvo mucho éxito y a la gente le encantaba morirse y ser velada en sus instalaciones.
achaves@radioranilla.com