INTERNACIONAL

El presidente del Consejo Europeo pide un “reparto justo” de al menos 100.000 refugiados

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha reclamado este jueves a los Gobiernos de la Unión Europea que se repartan “al menos 100.000 refugiados entre los Estados miembro” de forma justa.

“La distribución justa de al menos 100.000 refugiados entre los Estados miembro de la UE es de hecho lo que necesitamos hoy”, ha manifestado el exprimer ministro polaco en una breve comparecencia ante la prensa con el primer ministro húngaro, Viktor Orban, sin preguntas.

Tusk ha reclamado a los líderes europeos que “redoblen esfuerzos” para aceptar a acoger a “más refugiados” en sus territorios a la luz de la ola migratoria “sin precedentes”. “Si los líderes no demuestran buena voluntad, la solidaridad se convertirá en un eslogan vacío y será sustituido por un chantaje político, divisiones y un nuevo juego de culpas”, ha remachado.

Los líderes europeos se han comprometido en acoger a 40.000 refugiados de Italia y Grecia pero de forma voluntaria y no en función de un sistema de cuotas obligatorio, como propuso la Comisión Europea, aunque hasta ahora, los países sólo se han comprometido a acoger a 32.000 de ellos.

CENTROS DE RECEPCIÓN

Tusk también ha defendido la construcción de “centros de recepción” para gestionar las peticiones de asilo a la UE “más cerca de las zonas de conflicto, fuera de Europa, donde los campos de refugiados ya existe” y ha insistido en que la Unión Europea “debe aumentar” su ayuda a los países con frontera en zonas conflictivas, entre ellos, Jordania, Turquía, Líbano y Marruecos, tanto ayudarles a garantizar la protección de los que necesitan.

Además, ha avisado de que se necesitará “un aumento enorme del gasto” de la UE para contribuir a responder a la crisis migratoria y los líderes europeos deberán decidir al respecto en su cumbre de octubre.

“Los esfuerzos humanitarios para contener los flujos migratorios necesitarán una implicación mucho mayor de Europa. Esto significa un enorme aumento del gasto cuando hablamos de los nuevos centros de recepción, la mejor protección de las fronteras o la ayuda económica para los países fuer de la UE. Se necesitará mucho más dinero. Por ello, los líderes necesitan decidir sobre esto también cuando nos reunamos en octubre”, ha explicado.

CRISTIANDAD Y REFUGIADOS MUSULMANES

El presidente del Consejo Europeo también ha replicado a la tribuna del primer ministro húngaro publicada en el diario ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ en la que ha cuestionado “¿si no es preocupante en sí que la cristiandad europea prácticamente es incapaz en la actualidad de mantener a Europa cristiana” tras recordar que “la mayoría” de los que llegan son musulmanes.

“A un cristiano, no debe importarle la raza, la religión y la nacionalidad de la persona en necesidad”, ha subrayado Tusk al respecto.

Orban ha defendido que su país aplica la normativa europea para proteger las fronteras y ha evitado enzarzarse con Tusk, dejando el debate sobre “el significado de la cristiandad moderna” para otro momento.

Cómo ayudar