LA OROTAVA

Primeros pasos para hacer a la Villa Patrimonio Mundial

La Comisión de Educación, Cultura, Deportes, Juventud, Fiestas, Turismo, Museos y Participación Ciudadana que se celebró en agosto dio el visto bueno unánime a la propuesta del alcalde, Francisco Linares, de solicitar a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la declaración del casco de la Villa como Patrimonio Mundial.

El Pleno de este mes deberá ratificar la iniciativa para luego trasladar el expediente al Ejecutivo regional al objeto de que lo acredite y eleve al Gobierno central ya que es la administración pública que debe solicitarlo. Esta declaración para el casco histórico, uno de los más singulares y admirables de Canarias e incluso de España, “sería un reconocimiento internacional que potenciará su interés como recurso turístico cultural de primer orden, y ello podría generar beneficios económicos que no sólo incidirían en el desarrollo socioeconómico del municipio sino que repercutirán de seguro en su propia conservación, restauración y revitalización”, subraya en un comunicado Francisco Linares.

Valores excepcionales

En caso de recibir tal título la ciudad, la institución local velará por salvaguardar los valores excepcionales que secundan la declaración, además de cumplir con las exigencias y recomendaciones emanadas por el citado comité de Patrimonio Mundial, prevaleciendo los conceptos de la autenticidad e integridad de los bienes.
La intención del Consistorio es que el expediente supere los trámites oportunos para que sea tratado finalmente, en los próximos años, por el Comité del Patrimonio Mundial, previa valoración in situ por los expertos.

El alcalde nacionalista anuncia que se está creando una comisión de asesoramiento conformada po expertos, para dirigir este relevante asunto para el municipio. Y, de cumplirse los plazos previstos, podría ser Patrimonio de la Humanidad en 2018.