política

El PSOE defiende 100 enmiendas para las Islas en los presupuestos

De la lotería de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, el PSOE no espera ni un pellizco en la pedrea. Pero, menos toca si no sella la apuesta. A las seis de la tarde de este lunes concluía en el Senado el plazo de enmiendas al proyecto de ley. De las 1.000 registradas por los socialistas, 100 de ellas afectan concretamente a Canarias. Las correcciones introducidas se traducen en un montante de unos 800 millones de euros, una cantidad con la que se pretende denunciar el “sectarismo” del PP.

Los senadores Julio Cruz y José Vicente González Bethencourt comparecieron en la sede del Grupo Parlamentario Socialista para ofrecer algunas pinceladas. El primero cifró en 755 millones de euros el déficit acumulado por el Gobierno de Mariano Rajoy en carreteras: “Sí, es verdad que la partida ha pasado de los 45 millones de 2015 a los 90 millones del próximo año, pero sigue faltando dinero. Encima, según el convenio, en 2016 correspondían 225 millones de euros”. En el capítulo de reproches, Cruz anotó el Plan Integral de Empleo: “El Estado se ha olvidado de los más de 300.000 desempleados canarios. El PIEC se remonta a la época de Felipe González, [José María] Aznar lo respectó y [José Luis Rodríguez] Zapatero elevó los 42 millones hasta los 80 millones cada año, a través del IGTE. Luego llegó Rajoy, con José Manuel Soria como adalid, y lo dejó en cero”. Al ministro le dio un viaje: “Se desentiende del turismo en Canarias y presume de estadísticas”. El senador autonómico ilustró el “maltrato” con otras bofetadas: la movilidad de artistas y deportistas, a la que “únicamente se destinan 1.000 euros y el PSOE reclama dos millones”, o en el Posei.

González Bethencourt destacó que la inversión per cápita desciende en la provincia occidental en un 32,6%. A continuación enumeró las demandas para Tenerife: cierre del anillo insular (15 millones de euros), obras hidráulicas (10 millones), Las Chumberas (2 millones), Casa de Doña Sixta, en La Matanza (1 millón), rehabilitación turística del Puerto de la Cruz (2 millones), costas (9), playa de Valleseco (3,5 millones) y depuradora de aguas residuales de Santa Cruz (34).
La Cámara alta celebra hoy un pleno previo al definitivo del 13 de octubre.

IU pide una “ofensiva inspectora” contra la “explotación laboral”

Izquierda Unida depositó ayer en la Consejería de Empleo del Gobierno de Canarias una carta con la munición para una ofensiva inspectora contra la “explotación laboral” en las Islas, un fenómeno que esta formación política identifica como una de las causas del paro. La iniciativa fue presentada en una rueda de prensa por el coordinador regional de la federación, Ramón Trujillo, y Jonás Hernández, responsable de comunicación.

Tomando como modelo la actuación del Ejecutivo de Baleares, el plan consiste en solicitar al Ministerio de Empleo -titular de las competencias- un incremento provisional de los efectivos dedicados a las funciones de vigilancia. El aumento en el archipiélago del Mediterráneo fue del 66%, destacó Trujillo. La plantilla, de 48 personas, se completó con 32 funcionarios de refuerzo a lo largo de seis semanas. “La idea es llevar a cabo unas inspecciones laborales con la finalidad no solo de perseguir la economía sumergida, sino también de abordar el problema de la precariedad para convertir el falso empleo parcial en lo que realmente es y regularizar los contratos temporales”. Trujillo apuntó particularmente a las horas extraordinarias no reconocidas ni pagadas, que en Canarias “han crecido de forma espectacular durante la crisis; especialmente, en el sector turístico”.

En su argumentación, IU recalca que el “fraude” no afecta exclusivamente a los “trabajadores víctimas de los abusos”. Trujillo se refirió igualmente a la “competencia desleal”, puesto que “los empresarios que vulneranlas condiciones legales aventajan a los que sí cumplen”.

Al hilo de la actualidad, Ramón Trujillo achacó el discreto resultado logrado el domingo en Cataluña por la confluencia entre el referente de IU, Podemos y Equo -11 de 135 escaños- a “la guerra de las banderas que han librado Mariano Rajoy y Artur Mas para desviar la atención de los horribles efectos de la agresión al Estado del bienestar con sus abominables políticas de recortes sociales”. A pesar del “varapalo a las fuerzas progresistas, con la complicidad de ERC”, Trujillo no pierde la esperanza y confía en que las elecciones generales vengan a resarcir las heridas.