Tenerife

Reparar la grieta del anillo insular costará cerca de 600.000 euros

Una parte del trazado se puso en servicio el pasado mes de mayo. | FRAN PALLERO
Una parte del trazado se puso en servicio el pasado mes de mayo. | FRAN PALLERO

La apertura del tramo sur del anillo insular, entre Santiago del Teide y Adeje, suma un nuevo retraso ya que diferentes problemas en la obra demoran hasta, al menos, finales de diciembre, la puesta en servicio de la carretera. Así lo comunicó en la mañana de ayer el director insular de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, a los directores de Fomento y Carreteras del Cabildo tinerfeño, Miguel Becerra y Ofelia Manjón, durante una reunión de seguimiento de las obras.

En el encuentro se puso sobre la mesa la solución aportada por parte del Ejecutivo regional a la aparición de una grieta en un talud a la salida del túnel de El Bicho, en el extremo más cercano a Santiago del Teide. Este problema, que ocasiona el cierre de uno de los dos carriles en sentido Sur, fue detectado sobre el mes de abril y hasta la fecha no se ha actuado. Al respecto, Delgado explicó ayer a DIARIO DE AVISOS que se ha decidido declarar la actuación de emergencia para ejecutarla lo antes posible y que puede estar operativa en el mes de diciembre. “Calculamos que la obra pueda costar entre 400.000 y 600.000 euros”, matizó. “Una vez actuemos y veamos lo que ha sucedido pediremos responsabilidades si detectamos que se ha cometido un error”, aseveró.

El motivo de la grieta, según explicó Delgado, es la “inestabilidad” en la base del talud, que ha provocado un desplazamiento. “Una vez localizado el problema ya sabemos cómo vamos a actuar, ya que ha sido una indicación dada por la consejera de Obras Públicas Ornella Chacón”, indicó.

El responsable regional de Infraestructura Viaria aclaró que entre los motivos del retraso de la obra -la cual según el convenio suscrito con el Cabildo a final de 2014 tenía que haber estado culminada en el primer semestre del año- se encuentra la falta de recursos económicos y algunos inconvenientes en los trabajos. Junto a la aparición de la citada grieta, Delgado citó la colocación del viaducto de Erques, el primero de esta índole en Canarias, en donde se registraron problemas en el sistema tensor y en el hormigonado, aunque señaló que los trabajos de este puente estarán terminados a mediados del mes de noviembre. Por último, indicó que en las próximas semanas se actuará en la eliminación de la vía de Vera de Erques que cruza la autopista. “Nosotros hemos justificado los cuatro millones de euros aportados por el Cabildo, de los cuales buena parte van destinados a actuaciones en vías insulares”, destacó.

Por su parte, Miguel Becerra recordó que el Cabildo aportó a finales del pasado año cuatro millones de euros, que era la cuantía necesaria para acabar la obra según el Gobierno de Canarias. “El Ejecutivo se comprometió a acabar antes de junio, luego se demoró a agosto, después a principios de diciembre y ahora a finales de año, por lo que hemos exigido una planificación por escrito y una previsión de fecha de apertura”, aclaró el responsable insular. Becerra insistió en que el el convenio se ha incumplido y precisó que se tenía que haber actuado en los problemas registrados, poniendo más medios si era necesario.

Durante el encuentro se planteó, además, la posibilidad de que los presidentes de Canarias y del Cabildo, Fernando Clavijo y Carlos Alonso, se reúnan para analizar no solo el futuro de esta vía, sino el de la autopista del Norte (TF-5).

Alonso no ve polémica la reunión estatal
El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, señaló que durante la reunión mantenida el jueves con el Ministerio de Fomento se puso sobre la mesa la posibilidad de que el Gobierno insular prefinancie el cierre del anillo insular. “Hablamos de las condiciones para aplicar los 15 millones que están ya asignados y se fijó una nueva reunión con Hacienda para tratar las condiciones de la plurianualidad ya que esa partida no es suficiente para terminar la obra”, indicó. En cuanto a la polémica suscitada por la ausencia del Gobierno canario, recalcó que se trata de “un tema institucional del Cabildo y el Estado en función de lo que se ha ido hablando con el presidente del Gobierno canario (Fernando Clavijo) y la ministra de Fomento, Ana Pastor”. Argumentó que no ve “polémica” sino “sacar la obra adelante”.

“A mí me pagan por sacar adelante los proyectos de Tenerife y no creemos que haya otra obra tan importante en España como el anillo, ya que cambiaría la movilidad”, indicó. La portavoz del Grupo Popular en el Cabildo, Ana Zurita, quien también asistió al encuentro, explicó que la reunión tenía como objetivo planificar cómo se invertirán esos 15 millones de euros, a la par que avanzar en la redacción de un convenio entre ambas administraciones para garantizar más fondos para la obra. En cuanto a las críticas por la asistencia de los populares, aclaró que está enmarcado en el Pacto por Tenerife, formado por distintas fuerzas políticas tras las elecciones, y en donde se encuentra el impulso al cierre del anillo insular.