Los residentes en Canarias, entre los menos viajeros en el segundo trimestre

Los residentes en Canarias fueron los segundos menos viajeros en el segundo trimestre con 726 viajes por cada 1.000 habitantes y un total de algo más de 1,5 millones, con una pernoctación media de cuatro noches, según datos de la Encuesta de Turismo de Residentes (ETR/Familitur) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el destino, Canarias recibió más de 1,4 millones de viajeros -el 3,2% del total- con una pernoctación media de 3,5 noches.

Los residentes en España realizaron un total de 46,8 millones de viajes durante el segundo trimestre del año, con una duración media de cada viaje de 3,2 pernoctaciones.

El 50,8% de los viajes realizados en el segundo trimestre fueron de ocio, recreo y vacaciones, el 34,6% fueron visitas a familiares y amigos, y el 11,5% por motivos profesionales, mientras que el 3,1% restante se debió a otros motivos.

Por tipo de destino, el 92,1% de los viajes tuvieron un destino dentro del territorio nacional, y el 7,9% en el extranjero. En el segundo trimestre del año, la población residente de 15 o más años realizó 38,6 millones de viajes, el 82,5% del total.

Los viajes con destino interno tuvieron una duración media de 2,9 pernoctaciones, frente a las 7,4 pernoctaciones de los viajes al extranjero.

Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana fueron los principales destinos de los viajeros, mientras que La Rioja, Murcia y Navarra ocuparon los últimos lugares.

El 75,6% de los viajes tuvo una duración inferior a cuatro pernoctaciones, frente al 5,3% con una duración superior a las ocho pernoctaciones. No obstante, este porcentaje difiere en función del destino. Los viajes internos cortos supusieron el 79,1% del total.

En los viajes al extranjero, el 45% tuvo una duración de entre cuatro y ocho noches.

ANDALUCÍA, CATALUÑA Y COMUNIDAD VALENCIANA

Las principales comunidades autónomas de destino de los viajes de los residentes en España durante el segundo trimestre fueron Andalucía, con el 17,7% del total de viajes, Cataluña (12,4%) y la Comunidad Valenciana (9,6%).

Por su parte, La Rioja (0,8% del total de los viajes), Comunidad Foral de Navarra (1,3%) y Región de Murcia (1,8%) fueron los destinos menos elegidos por los residentes.

En cuanto a la duración media, Baleares presentó la más elevada con 4,1 pernoctaciones de media y País Vasco, la menor (2,3 pernoctaciones).

Eliminando el efecto del tamaño de cada Comunidad Autónoma, los más viajeros fueron los residentes en la Comunidad de Madrid, con 1.342 viajes por cada 1.000 habitantes. País Vasco y Aragón le siguieron rondando ambas los 1.260 viajes.

Por contra, los menos viajeros fueron los residentes en la Región de Murcia (716 viajes por cada 1.000 habitantes), Canarias (726) e Baleares (746 viajes).

OCIO, RECREO Y VACACIONES

El 50,8% de los viajes realizados en el segundo trimestre fueron de ocio, recreo y vacaciones, el 34,6% fueron visitas a familiares y amigos, y el 11,5% por motivos profesionales, mientras que el 3,1% restante se debió a otros motivos.

Precisamente, la duración de estos últimos, los viajes por otros motivos –turismo de compras, desplazamientos a centro de estudios, viajes de salud, religiosos y viajes de incentivos de otros, entre otros– presentó la media más elevada, con 5,5 pernoctaciones.

Por contra, las visitas a familiares o amigos, y los viajes de ocio, recreo y vacaciones fueron los más cortos, y rondaron las tres pernoctaciones de media.

PERFIL DEL VIAJERO

En el segundo trimestre del año, la población residente de 15 o más años realizó 38,6 millones de viajes, el 82,5% del total. De ellos, el 52,2% fueron realizado por hombres y el 47,8% por mujeres, con una duración media de 3,3 pernoctaciones y 3,4 pernoctaciones, respectivamente.

Por edades, la franja comprendida entre 30 y 44 años acumuló un 36,3% de los viajes a la población de 15 o más años. Por su parte, las personas de 65 o más realizaron los viajes más largos, con una duración media de 4,8 pernoctaciones.

El 98,3% de los viajes de la población de 15 o más años correspondió a residentes con nacionalidad española, con una duración media de 3,2 pernoctaciones por desplazamiento. Por su parte, los viajes de residentes de nacionalidad extranjera (6,2%) alcanzaron de media las 5,8 pernoctaciones.