vilaflor

El sueño de Reverón

Frank González es el encargado de explicar la elaboración del vino. | N.C. Diego Reverón, propietario de la bodega familiar. | N.C. Las cepas se encuentran a más de 1.300 metros de altitud, en una extensión de 12 hectáreas. | NORCHI Dos botellas de la bodega sureña. | N. C.
<
>
Las cepas se encuentran a más de 1.300 metros de altitud, en una extensión de 12 hectáreas. | NORCHI

Si hay un vino de altura en Tenerife ese es el vino que elabora Bodega Reverón a más de 1.300 metros de altitud, en el municipio de Vilaflor, donde el sello ecológico se ha impuesto, generando unos caldos que tienen una gran aceptación en la Isla y fuera de ella, como se demuestra con los premios obtenidos.

Relata su actual propietario, Diego Reverón, que en marzo de 2006, con 89 años a sus espaldas y con el metro en la mano, su padre Eugenio Reverón Sierra discutía con él de las peculiaridades de un proyecto ilusionante que a la vez le asustaba, la ampliación de su antigua bodega, en la que desde 1947 elaboraba su vino a granel y en la que ya había empezado a elaborar dos nuevos vinos, uno blanco semiseco y uno tinto, embotellados bajo la marca Finca Reverón.

Fue Diego Reverón quien consiguió convencer al viejo elaborador de recuperar los terrenos familiares y convertirlos en viñedos para elaborar uva de calidad, dotar a la bodega de nuevas tecnologías, generar zonas de recreo y esparcimiento enfocados a los visitantes con paseos entre viñedos, una tienda con productos elaborados en la finca, animales que facilitan el abono natural de las plantas, cultivos ecológicos, visitas guiadas por la bodega… ese nuevo proyecto que asustaba a don Eugenio, pero que hoy y día a día se ha convertido en realidad, porque Bodega Reverón vende en sus propias instalaciones sobre el 60 o 70 % de los 70 o 80.000 litros que produce cada año.

“El objetivo es que la gente disfrute del caserío y por ello, organizamos catas donde se mezcla la gastronomía con el vino”, afirma Diego Reverón, quien ha desechado la idea de montar un restaurante en la zona, pese a las muchas ofertas que ha tenido. En plena vendimia -llevan más de una semana en ella- la cosecha de este año se espera “excelente”, porque “han venido muy bien las lluvias de agosto”, relata Diego Reverón, que entre su finca y alguna colindante, en Los Quemados y Los Llanos de Trevejos, espera recolectar unos 100.000 kilos de uvas.

La marca de Bodega Reverón sigue siendo el ecologismo, porque siempre han empleando técnicas respetuosas con el medio ambiente, sin utilizar productos químicos de síntesis en el cultivo y en la elaboración. Esta agricultura respetuosa con el medio ambiente, paciencia y cariño en la elaboración, han conseguido unos vinos inimitables, con características únicas, que ya han comenzado a servir de guía para otras bodegas de la comarca.

La antigua bodega de 1947 ha sido remodelada , sin perder la estética del edificio y del conjunto histórico. De esta manera se integran bajo un mismo edificio la tradición de la antigua elaboración y la modernidad de las nuevas instalaciones con los últimos adelantos técnicos, destacando las amplias zonas de recreo que envuelven la finca para el disfrute de los visitantes, muchos de los cuáles han venido de lejanos países con el objetivo de saborear los caldos y de llevárselos a sus países de origen.

12 hectáreas de variedad de uva
Enclave. La Bodega Reverón se encuentra situada en la zona de Los Quemados, a mitad de camino entre La Escalona y Vilaflor, a escasos 20 minutos de Los Cristianos, y cuenta con una extensión de terrenos de 17 hectáreas de las cuales 12 de ellas están cultivadas. El viejo edificio de 1947 alberga las zonas de trasiego y envejecimiento del vino, una tienda expositora y dos salones, uno interior y otro exterior para degustaciones, en un enclave de gran belleza natural, con espectaculares vistas hacía el monte y hacia el mar, con La Gomera al fondo.

Uvas. En la actualidad, Bodega Reverón tiene una gran variedad de uvas, destacando listán blanco y negro, tempranillo, castellana, cabernet sauvignon y en menos cantidad, el albillo, para mantener todo el año un vino cien por cien ecológico.

Premios. Bodega Reverón ha recibido a lo largo de los últimos años destacados premios, como la medalla de oro de Burdeos al listán blanco seco o la de bronce al albillo seco. También ha logrado medallas en los concursos de La Alhóndiga de Tacoronte y Liceo Taoro de La Orotava, tanto en sus vinos blancos como el rosado afrutado o el tinto Los Quemados

Bodega submarina. Recientemente, Bodega Reverón fue una de las primeras en probar la primera bodega submarina canaria que se ha instalado a 18 metros de profundidad en el Porís de Abona. Hace unos días, después de tres meses, Diego Reverón extrajo de la misma las 150 botellas del tinto crianza de 2012 que había sumergido. “La iniciativa ha sido un éxito rotundo”, manifiesta, tanto que piensa mantener las botellas con ese aspecto marino que las envuelve en un halo diferente y atractivo.