puerto de la cruz

Las tapas de alcantarillas quitan el sueño a vecinos de la calle Zamora

Los afectados cuentan que han sellado las cubiertas varias veces pero al estar los adoquines rotos se vuelven a salir y el problema persiste. | DA
Los afectados cuentan que han sellado las cubiertas varias veces pero al estar los adoquines rotos se vuelven a salir y el problema persiste. | DA

Dicen que llevan más de tres años con el mismo problema, en concreto, desde que se inauguraron los trabajos de remodelación y embellecimiento de la calle Zamora, a comienzos de 2011, que duraron más de un año y costaron 1,5 millones.

Durante todo este tiempo, el ruido que ocasionan las tapas sueltas del alcantarillado le han ocasionado infinitos dolores de cabeza a los vecinos de esta vía. Éstos cuentan que por el día no es tan molesto pero por la noche, cuando hay mucho silencio al ser una zona relativamente tranquila, el ruido que hace un coche cuando pasa “es insoportable”. Y ni hablar cuando lo hacen dos guaguas seguidas u otro vehículo de mayores dimensiones, ya que el estruendo que se produce es todavía más notorio. “Las tapas se salen porque los adoquines están rotos. Por eso las arreglan, a los tres meses vuelven a soltarse y el problema persiste”, apunta una vecina.

En la zona viven muchas personas mayores que quieren dormir tranquilas “y algo que además de normal y cotidiano es necesario, no lo pueden hacer, porque el ruido no se los permite”, comenta otro residente.
Aseguran que en varias ocasiones se han puesto en contacto con el Ayuntamiento y con la Policía Local, cuyos agentes les han llegado a levantar hasta cuatro y cinco partes de queja a una misma persona para solicitar que las arreglaran y sin embargo “todavía no se ha hecho”.

Los afectados recalcan que “no le están pidiendo al Ayuntamiento que haya grandes obras sino que arreglen un inconveniente que afecta a la calidad de vida de varios vecinos”, sostiene.

Pese a las quejas que hicieron llegar a este periódico residentes de la zona, el concejal de Obras y Servicios, Ángel Montañés, subraya que “formalmente nadie se ha dirigido a él para comentarle este problema aunque sí le han trasladado que hay varios adoquines sueltos”.

UNA OBRA MAL EJECUTADA
Sin embargo, para el edil el problema es más serio ya que la calle Zamora tiene un problema integral. La obra que se acometió hace cuatro años para remodelar y embellecer esta vía, “está mal ejecutada”, confirma.

La actuación, incluida en el Plan de Choque del Puerto de la Cruz y que contó con un 75% de financiación europea a través de fondos FEDER, tenía como objetivo conseguir una imagen única a lo largo de toda la calle utilizando pavimentos de piedra natural e instalando nuevo mobiliario urbano como bancos, papeleras y farolas.

Los motivos por los cuales la calle se encuentra actualmente en este estado pueden ser diversos, como la elección de un pavimento inadecuado, o un uso sobredimensionado respecto a lo calculado que permite que pasen más vehículos pesados de lo habitual, entre otros, explica.

Debido a ello, el Gobierno municipal inicia el expediente para tratar de resolverlo de forma integral y no “haciendo parches” porque sería muy costoso y no resolvería el problema en su conjunto. En primer lugar, añade Montañés, hay que determinar qué administración es la responsable del problema dado que la actuación no la ejecutó directamente el Ayuntamiento sino la Dirección General de Infraestructuras Turísticas del Gobierno canario. “Es un problema más de urbanismo que de obras porque en su conjunto la calle está aparentemente mal”, declara. Aún así, se ha intentado minimizar las acciones. La solución técnica hay que valorarla y deberá hacerse una vez que se determine quién tiene la responsabilidad de arreglarla.