internacional

La UE propondrá la reubicación de 120.000 refugiados

La Policía húngara interviene para retirar de las vías del tren a los miembros de una familia de refugiados, ayer, en la ciudad de Bickse. | REUTERS/Laszlo Balogh
La Policía húngara interviene para retirar de las vías del tren a los miembros de una familia de refugiados, ayer, en la ciudad de Bickse. | REUTERS/Laszlo Balogh

La Comisión Europea propondrá la próxima semana a los Estados miembros reubicar unos 120.000 refugiados de los países más afectados por la crisis actual, además de un mecanismo de reubicación permanente que se pueda activar de forma automática para responder a situaciones de emergencia en cualquier país.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, avanzará el miércoles 9 de septiembre, durante el discurso sobre el Estado de la Unión en el pleno de la Eurocámara, “varias propuestas” en las que llevan trabajando durante el verano, “incluido el mecanismo de reubicación permanente”, han explicado a Europa Press.

“Muy posiblemente habrá otra propuesta de reubicación temporal sobre la mesa a la luz del aumento notable de llegadas en Hungría, Grecia e Italia. Unos 120.000 es el tipo de dirección en la que queremos ir”, precisan las fuentes consultadas, que explican que la cifra exacta todavía está “en discusión”. El diario Politico avanzó que el Ejecutivo comunitario estudia “como opción crear un nuevo mecanismo de reubicación temporal para 120.000 refugiados, incluidos los que se encuentran en Hungría, aunque la portavoz de Inmigración de la Comisión Europea, Natasha Bertaud, rechazó “comentar filtraciones”, afirmando que será Juncker el que “elaborará las propuestas”.

No obstante, sí admitió que estudian “qué se puede hacer para asistir a Grecia, Italia y Hungría” y que la propuesta de 40.000 anterior “sólo era un punto de partida”. “Habrá una cifra ambiciosa”, han asegurado a Europa Press fuentes europeas, que han manifestado “sorpresa” por el anuncio del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y han aclarado que, al margen de la nueva propuesta, “la de los 40.000 sigue sobre la mesa” desde mayo.

Los países de la UE se han comprometido a acoger 40.000 refugiados de Italia y Grecia de forma voluntaria, tras rechazar la propuesta inicial de distribución en base a cuotas obligatorias que planteó el Ejecutivo comunitario. De momento, los países sólo se han comprometido a acoger a unos 32.000.

Tusk reclamó este jueves a los Gobiernos de la Unión Europea que se repartan “al menos 100.000 refugiados entre los Estados miembro” de forma justa a la luz del número de llegadas “sin precedentes” tras recordar que se esperan que lleguen a Europa medio millón de refugiados e inmigrantes a Europa durante este año.

Por otro lado, la Policía húngara obligó a los refugiados que viajaban a bordo de un tren hacia una localidad próxima a la frontera con Austria a que se bajaran en la localidad de Bicske, donde hay un centro de acogida, según ha constatado un reportero de Reuters. Un tren lleno de refugiados había partido poco antes desde la estación principal de Budapest hacia Sopron, una localidad próxima a la frontera con Austria. La Policía ha pedido a todos los pasajeros que se bajaran y los que no son refugiados o inmigrantes han podido subir a otro tren. Los refugiados han golpeado las ventanillas desde fuera gritando “campo no, campo no”, ante la mirada de unos 50 agentes antidisturbios. Uno de los vagones ha sido vaciado ya por la Policía pero todavía hay otros cinco vagones llenos.

Abdullah Kurdi, padre del pequeño Aylan. | REUTERS/Murad Sezer
Abdullah Kurdi, padre del pequeño Aylan. | REUTERS/Murad Sezer
Intento vano de asilo en Canadá
La familia del niño sirio cuyo cadáver apareció en una playa de Turquía ha conmocionado al mundo había estado intentando conseguir asilo en Canadá tras huir de la localidad de Kobani, en el norte de Siria y que durante meses estuvo controlada por Estado Islámico, según ha contado uno de sus familiares a un diario canadiense Una foto del pequeño Aylan Kurdi, de 3 años, en la orilla de una playa de Bodrum agitó este miércoles las redes sociales, generando una ola de reacciones ante lo que se considera pasividad de los gobiernos de los países desarrollados a la hora de ayudar a los refugiados. Su hermano de 5 años, Galip, y su madre, Rehan, de 35, también murieron después de que el barco en el que viajaban hacia Grecia volcara. Su padre, Abdulá, fue encontrado medio inconsciente y llevado al hospital cerca de Bodrum, según ha informado el diario turco Sabah.